16/08/2001 | 717

Manifiesto: A los trabajadores del Norte salteño

Por Editor

Los compañeros reunidos en el Primer Congreso del Partido Obrero del Norte de Salta nos dirigimos a toda la población trabajadora de nuestra región, a la juventud, a la mujer, a todos los explotados.


Lo hacemos como parte del conjunto de este país, sometido a una política que ha conducido al vaciamiento nacional y a una miseria sin límites (…)


Nuestra organización, nuestra lucha


Mosconi, Tartagal, Pocitos, Aguaray, Embarcación, no son, sin embargo, apenas símbolos de la liquidación de la Argentina por los Menem y De la Rúa, por los Cavallo y los Romero. Son también, por sobre todas las cosas, expresión de la Argentina trabajadora que se levanta, protesta, se moviliza, gana las calles y las rutas para enfrentar a este régimen empecinado en negarnos las condiciones mínimas de existencia.


El Norte de Salta ha hecho punta en esta Argentina piquetera, de la cual habla la nación entera (…) Hemos hecho punta con nuestras organizaciones de desocupados, con su lucha histórica y sus puebladas, con la Coordinadora Departamental, con la formulación de programas (…)


Es en Mosconi y en Tartagal donde hemos primereado en la pelea por imponer puestos de trabajo efectivo con un básico de 2,50 la hora, por la formación de un fondo hidrocarburífero a partir de las ganancias de los pulpos petroleros, por la apertura de un tercer turno en las empresas de la zona y de este modo, con trabajo para todos y un plan de industrialización y de reorganización, para poner en pie a nuestra región bajo el control de los propios trabajadores.


Nada nos vino del cielo sino de nuestra organización, y de nuestra heroica lucha, la misma que se ha cobrado ya cinco compañeros muertos, la detención de Barraza, Raineri y Gil, las órdenes de captura contra Pepino Fernández y Piquete Ruiz. A lo que debemos agregar ahora la prisión de los compañeros en Pocitos.


Fuera los De la Rúa, los Cavallo, los Romero


(…) Estamos frente al colapso del gobierno en un cuadro de descomposición general. En los cortes de todo el país y hace 72 horas, con más de treinta mil trabajadores en la propia Plaza de Mayo (…) se pidió la derogación de los recientes e infames recortes contra salarios y jubilaciones (…) la libertad a todos los compañeros presos. (…) se planteó «no los aguantamos más», «que se vayan los De la Rúa, los Cavallo, los Romero (…)


Este es el punto. Hemos llegado a una situación en la cual la permanencia de estos políticos fracasados, corruptos y ladrones, al servicio de los monopolios capitalistas, se transformó en incompatible con nuestras necesidades y reclamos más elementales (…)


Una salida para el pueblo, por un gobierno de los trabajadores


Es la hora de una salida de conjunto, insistimos. Que se vayan. Que el poder pase a Asambleas Constituyentes a nivel nacional, provincial y municipal. Que el pueblo delibere y gobierne para fundar un nuevo orden social, económico y político. Constituyentes también en nuestros pueblos para que se terminen los intendentes que, como en Embarcación, hace 5 meses que no pagan el salario a los municipales. Constituyente para que en la Carta municipal de Mosconi se impongan las disposiciones de los trabajadores, para que se acabe con los interventores que gobiernan como dictadores. Constituyente para terminar con el latifundio y para colonizar las tierras fiscales a través de cooperativas de aborígenes y de criollos. Constituyente para que en todo el Norte el viejo orden de los Romero sea sustituido por el orden del programa elaborado por el Congreso Departamental de trabajadores.


Si los trabajadores no elaboramos de conjunto una salida común, otros la darán y la harán por nosotros, contra nosotros (…)


Hay que dar vuelta la tortilla. Plantear, la Asamblea Constituyente; avanzar hacia la huelga general indefinida para terminar con la política de hambre y miseria y sus ejecutores; tomar el destino en nuestras manos; es decir, abrir paso a un gobierno de trabajadores (…)


No partimos de cero, aprendamos de nuestra experiencia y convoquemos desde ya a un nuevo Congreso Departamental para resolver en conjunto un plan común que evite las luchas aisladas y hasta desesperadas que se han dado en algunos casos, para llevar adelante el programa del que ya disponemos y actualizarlo, para masificar la lucha para que se vaya la Gendarmería, por la libertad y el desprocesamiento de nuestros compañeros.


Es para esta empresa colectiva que queremos y estamos construyendo nuestro Partido Obrero en el Norte de Salta, el de Barraza, el de Raineri, el de Gil. El que lanza este llamamiento al culminar las deliberaciones de su Primer Congreso Regional.


11-08-01

También te puede interesar:

El cierre de las alianzas electorales. Alberto y Cristina bendicen al macrista Sáenz.
La visita del dirigente del Partido Obrero culminó con una gran asamblea en la zona norte de la ciudad.
La justicia busca encubrir la responsabilidad policial imputando a trabajadores del Samec.
6 locros simultáneos para contribuir  a la Campaña Financiera del Partido Obrero