06/06/1995 | 450

Miriam Quiroga

Por Ana

“Ha sido un orgullo para nosotros que hayas sido nuestra compañera, en nombre de los compañeros del Partido Obrero, de los compañeros de la Sanidad y de la Agru­pación ASIS, te decimos que siempre esta­rás presente entre nosotros, con tu empeño en la lucha contra la injusticia y la discri­minación, por los derechos de las enferme­ras, de los trabajadores…”.


Con estas palabras, dimos un último saludo a Miriam, una joven de 26 años, constructora del PO y de la Agrupación Asis, primero en el Hospital Francés, donde se incorporó a nuestras filas, luego en la Clínica La Esperanza, donde organizó una lista de delegados antipatronales. Por este «delito» fue despedida «con causa» y asi a le negaron el pago de los días trabajados. A pesar de no contar con medios de subsistencia, de encontrarse mal de salud, se mantuvo firme en la exigencia de su reincorporación, llevando su reclamo por la «reinstalación» como candidata a delegada la via judicial y denunciando la manio­bra patronal de impedir las elecciones con la complicidad de la burocracia Celeste de Atsa (que no contaba con lista oficialista).


Su muerte fulminante interrumpió esta pelea pero no sus frutos: las compañeras de Miriam (que vienen bregando por tener una organización gremial en la clínica, para defenderse de los aprietes patronales que pretenden eliminar conquistas e imponer nuevas condiciones de trabajo) lograron que el 5 de octubre se convo­quen las elecciones.


Hoy, 21 de setiembre, Día de la Sanidad, desde nuestra agrupación clasista te recordamos levantando bien alto las banderas de la lucha que Hemos compartido.


¡Hasta la victoria siempre!

En esta nota

También te puede interesar: