14/04/1994 | 416

Olavarría: “El PO salió fortalecido”

El FIS experimentó un crecimiento electoral en rela­ción a tos votos y porcentajes obtenidos por el FIT, en octubre pasado. Comparando los guarismos referidos a Diputados Nacionales: del 0,93%, con 534 votos en 1993, subimos al 1,11%, con 607 votos. La campaña del FIS fue desarrollada íntegramente por el Mst y el PO.


El Mas —absolutamente relativizado luego de la ruptura— no aportó para la campaña e inclusive boicoteó actividades comunes (presentación pública de los candi­datos de la 7J, acto de cierre). Luego de condicionar la participación de su referente local en la lista a que el Mst “baje» de ella a dos candidatos a los que denunció de “patronales” —presión a la que el Mst cedió—, fue imposible lograr una reunión o que el Mas tan sólo emita un comunicado de prensa llamando a votar por el FIS.


La campaña consistió en pintadas (10 en total), volanteadas en fábricas cementeras, metalúrgicas, uni­versidad, secundarios nocturnos; una sostenida pre­sencia en los medios a través de comunicados y docu­mentos; participación en dos debates públicos (Inge­niería y Escuela Media I, con más de 300 pibes); una charla-debate con la presencia de Daniel Rapanelli, de la que participaron 11 compañeros, y un importante acto de cierre conjunto con el Mst en la UOM local con 38 presentes. En dicho acto se debatió ampliamente res­pecto a la continuidad del FIS después del 10. El compa­ñero Emilio Martín efectuó una clara intervención en torno a la inviabilidad de cualquier reforma progresista, aun en el marco de una «Asamblea Ubre y soberana», sin la expulsión de Menem-Cavalto y sin la conquista del poder político por los trabajadores.


La relación con el Mst sufrió vaivenes: tuvo un punto crítico con la discusión de la nota de Jorge Altamira: “Defensa y critica del FIS»; se distendió luego de la charlado Daniel Rapanelli, para volver a tensionarse con «El Mas confirma las críticas del PO», del Nº 413 de PO. La acusación básica era la “indemostrabilidad» de nuestras aseveraciones en cuanto al acuerdo Mas-Mst para el reparto de pesos y candidaturas; sin embargo, defendieron lo que llamaron su política de “discusión bilateral» con el Mas, e incluso su acerca­miento al Frente Grande luego de las elecciones de octubre.


El PO sale fortalecido de esta campaña, merced a una militancia consecuente por el FIS, que permitió ampliar el marco de contactos y relaciones. Aportamos fiscales (4 más que en octubre) y pusimos al FIS en la calle en Azul y en Laprida