19/10/1993 | 404

Participemos del VIº Congreso del Partido Obrero

Luego de un amplio debate, el Comité Nacional (9 y 10 de octubre) votó ratificar la convocatoria del Congreso del Partido Obrero:  tendrá lugar del 10 al 12 de diciembre próximos.


La necesidad de completar la campaña para obtener la legalidad en Capital y Buenos Aires, o iniciarlas en Neuquén y Córdoba, y en el conjunto del interior del país, no ha sido óbice para mantener la convocatoria ya efectuada. El Comité Nacional ha entendido que estas exigencias político-organizativas  podrían incluso favorecer el clima de deliberación política del Congreso, si se logra que los debates asuman, precisamente por esa circunstancia de movilización práctica del partido, un carácter más concreto, es decir, que relacione estrechamente la política del partido con sus resultados, o sea que discuta, como una unidad, el balance del programa y de los planteos del partido con la agitación y la capacidad de movilización que desplegó, y todo esto con sus consecuencias en el acercamiento a las masas, en el desarrollo organizativo del partido, en el reclutamiento y en la formación de una vanguardia revolucionaria (asimilación teórica y militante de los cuadros obreros existentes y de los nuevos).


El centro de todo el debate preparatorio del Congreso lo constituyen los círculos o equipos del partido. Es a partir de un fuerte debate en las células que puede desarrollarse una discusión de conjunto; el objetivo estratégico del partido es fortalecer al núcleo básico de la organización, que son los círculos.


Nuestro mayor interés es que la realización del Congreso sirva para ganar a los compañeros que militaron con nosotros y para asimilar realmente a los que se han incorporado. En los dos últimos años el partido ha tenido un desarrollo ascendente en términos de influencia política y de reclutamiento —un hecho que estamos obligados a destacar por el contraste que representa con relación al conjunto de la izquierda. La última campaña electoral ha significado un salto en esta tendencia, no solamente por el acierto de la táctica frentista y de las consignas, sino porque es el resultado de un largo trabajo anterior.  El Congreso debe servir para la lucha teórica empeñada  con las restantes fuerzas de izquierda y, específicamente, para ganar a los compañeros que ya han roto con estas corrientes o que están en vías de hacerlo


—un fenómeno de características generalizadas.


Llamamos a la participación en el debate del Congreso a los simpatizantes y a todas las relaciones que se acercaron  al PO en la reciente campaña electoral. Los llamamos a participar de las reuniones especiales para explicar las posiciones que van a ser debatidas; a las charlas a cargo de dirigentes regionales o nacionales, y a la divulgación de los planteos que se produzcan en estos debates. Para el desarrollo de la discusión convocamos a utilizar las páginas de Prensa Obrera. De todas las reuniones de equipo, así como de todas las reuniones especiales con la periferia, deben surgir conclusiones políticas, las cuales deben ser redactadas en forma de minutas. Este método asegura que ninguna reunión podrá terminar sin un resultado concreto en lo que se refiera a conclusiones, posiciones o simplemente interrogantes relativos a los planteos en discusión o a cualesquiera otros que surjan de la experiencia práctica.


Una forma absolutamente esencial al desarrollo de la discusión es la presencia de los temas políticos centrales a través de los balances de la actividad. Con relación a esto se pretende discutir dos cuestiones fundamentales:  la cuestión de la Juventud, de manera tal que permita convocar (desde ahora) a una Conferencia Nacional de la Juventud inmediatamente después del Congreso, y el movimiento y la lucha de la mujer.


En las condiciones democráticas que prevalecen en el país, nuestro partido revolucionario se fortalece si consigue instalar la discusión de su Congreso en las filas más amplias del movimiento obrero, de la juventud y de la izquierda. Esto es clave para el desenvolvimiento de todas las posibilidades que ofrece el Congreso para formar una vanguardia revolucionaria y para que ésta pueda penetrar en las capas más profundas del pueblo. Dediquemos a esto la mayor atención; se trata de profundizar los métodos de construcción del partido. También nos interesa que se discuta y profundice el tema de la continuidad del FIT, relacionado, además, con la reforma y el plebiscito. Se asegura así la  propaganda por el FIT y se difunden las características políticas de su continuidad.


Llamamos a hacer de este periódico, Prensa Obrera, el vehículo de un gran debate.

También te puede interesar:

La marcha cuestionó el ajuste de quienes gobiernan, fue impulsada por el Polo Obrero y otras organizaciones del Frente de Lucha.
En el marco de la jornada nacional de lucha del Frente Nacional Piquetero.
Más de 10 mil compañeros y compañeras reclamaron por trabajo genuino, aumento de los programas, vivienda y alimento para los comedores.
La jornada piquetera se expresó en las principales ciudades del territorio nacional.
Por un Congreso Piquetero Nacional que elabore un programa político, un plan de lucha y que una los sectores explotados contra el ajuste.