17/08/2000 | 677

Por que la clase media debe apoyar la Campaña Financiera del Partido Obrero

Por Editor

El Frepaso y la Alianza intentaron presentarse como los representantes políticos de la clase media. Ahora, esta clase media que los votó mayoritariamente ha podido verificar que las Fernández Meijide, los Chacho Alvarez y los De la Rúa son agentes directos del FMI y el Banco Mundial. Un sector importante dejó de votar por la Alianza en las elecciones de Buenos Aires del 7 de mayo.


La situación de las capas medias ha empeorado notablemente. La Coordinadora de Actividades Mercantiles Empresarias (Came) reconoce *en un estudio publicado por La Nación (22/5)* que en menos de 10 años se ha perdido casi un millón de puestos de trabajo en el sector comercial, y que ha cerrado el 17% de los comercios desde 1984. Los supermercadistas «no han generado los puestos de trabajo prometidos», dice el informe de la Came.


Los supermercados imponen la ley de la superexplotación a sus trabajadores (salarios de miseria, jornadas de 12 horas, trabajo 6 días a la semana, incluyendo los sábados y domingos, no respeto a ningún convenio o conquista sindical); y además, reciben una cantidad de prebendas de los gobiernos. Los supermercadistas aprovechan su posición monopólica para imponer condiciones leoninas a la pequeña empresa.


Solamente un movimiento popular dirigido por la clase obrera puede dar una salida a la crisis del país. El Partido Obrero defiende políticamente los intereses históricos de la clase obrera.


El PO lucha para que los supermercados paguen 600 pesos por un máximo de 8 horas de trabajo.


Para que se los obligue a cerrar los sábados a partir de las 12 horas, y los domingos.


Para que se aumente el aporte patronal a las cajas de jubilaciones y las obras sociales.


Para que se estatice la banca bajo control obrero, para que cese la confiscación sobre el pueblo.


El PO lucha por esto no sólo de palabra, como se puede verificar en la campaña que ha lanzado por un salario mínimo de 600 pesos.


El PO es partidario de que se eliminen los impuestos al consumo; y de la derogación de todos los impuestos sobre la vivienda familiar.


La clase obrera está interesada en formar el más fuerte frente de lucha con otras capas sociales para enfrentar y abatir los monopolios.


La clase media debe apoyar esta orientación y la Campaña Financiera del PO, porque ello va a permitir reforzar nuestra organización, los locales, la prensa, la agitación, para desplegar con la mayor envergadura las campañas que la actual situación política exigen.

También te puede interesar:

Se encarecen las vacaciones para los trabajadores, los más perjudicados por la medida oficial.
Los compromisos financieros suman casi 9.000 millones de dólares hacia marzo, mientras que las reservas internacionales líquidas están en terreno negativo.
Fue el pasado viernes por una convocatoria efectuada por el FIT-U.
Y un apriete a la oposición para que ponga sus huellas en la entrega.