26/11/1998 | 609

“Prensa Obrera refleja nuestra opinión”

Reportaje a dos compañeros suscriptos a Prensa Obrera, comisión interna de una importante fábrica de Palermo de la Capital.

-El motivo del reportaje es que nos cuenten por qué razón les interesa el pe­riódico Prensa Obrera al que están sus­criptos.


-Nos interesa en el sentido de que es mucha verdad la que se dice sobre la clase trabajadora. Que está muy golpea­da, desprotegida totalmente por los sin­dicatos; la patronal avanza a lo loco. El diario refleja la opinión que tenemos no­sotros mismos. Es un modo de hacer llegar a mucha gente que entienda, acer­cándonos unos y otros, sumarse. Hoy en día es sumarse. Lo que pasa es que la gente está tan agobiada, con miedo. Acá te aprietan un poquito y nadie quiere ir al frente. Nosotros mismos, como delega­dos, que nos reunimos con las empresas o en el sindicato mismo, en los plenarios, hay dos o tres que pueden hacer sus preguntas, y los otros nada que ver. Los mismos dirigentes no van al frente.


-Nosotros nos acercamos al diario por el asunto, del otro compañero que estaba. Lo empezamos a leer. Hasta lo llevamos al sindicato. Guando vinieron se pusie­ron a leer el diario y lo pidieron prestado.


Se lo prestamos porque nosotros ya lo habíamos leído. Así que parece que se interiorizan. Ya nos vamos a acercar ahí (al local) para escucharlos, más abierto, más extendido.


-Estamos organizando una campaña para un acto el 5 de diciembre con la idea de que los trabajadores tenemos que orga­nizamos en un partido propio. Segura­mente parte de ese descreimiento y del miedo del que ustedes hablan tiene que ver con que ninguna de las variantes sindica­les y sus correlatos políticos patronales, como la Alianza, MenemyDuhalde, repre­sentan los intereses de los trabajadores. Quería invitarlos para que participen y vean que hay otros sectores del movimien­to obrero que están en lucha por los mis­mos problemas que ustedes plantean.


-Vamos a ir. Para ver y después comen­tarle a la gente. No te digo que vamos a ir con un grupo de personas porque la gente está muy descreída, totalmente despro­tegida. Más allá de que nosotros tenga­mos ganas, porque ganas no nos faltan de ir para adelante, de luchar, pero no con­tamos con la presencia de la gente, aun­que nos apoyen. La gente te dice que sí, pero después te ponen peros y siempre quedamos nosotros solos. No le podemos tampoco echar la culpa a la gente porque está desprotegida, no cree más en nadie, tiene miedo y quiere conservar su fuente de laburo cueste lo que cueste. La gran desocupación que hay, la patronal hace lo que se le canta y los sindicatos entrega­dos. No hay sindicato hoy en día que vaya para adelante.


-¿Y el sindicato de ustedes?


-En nuestro sindicato cambiaron la dirigencia hace poco y veo que hay ganas, pero falta. Es un sindicato que viene muy golpeado, de años atrás. Cada vez peor, se empeñó, está casi hipotecado, ya ven­dió los terrenos que tenía. Teníamos un recreo que está totalmente deteriorado. Lo único que tenían que hacer era man­tenerlo y lo que hicieron fue afanar lo que había. Delincuencia, metieron mafia, hi­cieron un desastre.


-Yo tengo 22 años en la empresa. Lo que ha pasado este sindicato no tiene nom­bre. En esta empresa éramos 2.000 ope­rarios y ahora somos 120. Frente a los despidos no podemos hacer nada. No te­nemos CGT, no tenemos sindicato, no tenemos nada.


-Los trabajadores siempre estuvimos golpeados, pero como en esta época nun­ca. Este tipo nos partió al medio, no hay con qué darle. La oposición es lo mismo. No hay propuesta.


Nos vemos el 5, compañeros, en Ar­gentinos Juniors.

En esta nota

También te puede interesar: