08/06/2000 | 667

«Proponemos construir un Congreso Nacional de Delegados de Base»

Secretario General de la CGT San Lorenzo, en el acto obrero internacionalista del 3 de junio

Compañeras y compañeros:

 

Les traigo el saludo de todos los trabajadores y trabajadoras del cordón industrial de San Lorenzo, compañeras y compañeros protagonistas de decenas de paros regionales, de decenas de cortes de rutas, de piquetes de fábrica y de movilizaciones que han recorrido todo el sur provincial de Santa Fe.

 

En estos últimos años y en esta innumerable cantidad de luchas hemos tenido derrotas, pero también fuimos demostrando paso a paso que el que luchaba también obtenía innumerable cantidad de triunfos, y así durante los últimos tres años podemos decir, orgullosamente, que todas las organizaciones sindicales que están adheridas a la CGT San Lorenzo no han tenido un solo compañero despedido.

 

Decía anteriormente que hemos sufrido derrotas, pero lo más importante es que en el triunfo y en la derrota jamás hemos perdido la disposición a la lucha, y así fue demostrado en el último paro del 5 de mayo decretado por la CGT nacional y también en lo que nosotros llamamos la «Marcha a Pata y Pulmón» desde San Lorenzo hasta la capital de la provincia recorriendo 140 kilometros y llevando adelante actos relámpago en cada uno de los pueblos que atraviesan esos 140 kilómetros.

 

Compañeros, desde hace tiempo estamos empeñados en organizar no solo a cada uno de los sind icatos de nuestra región y del sur provincial, sino también en organizar a los compañeros desocupados y a los subocupados detrás de un reclamo que son el seguro al desocupado de 450 pesos. Creemos también que en este camino de unidad entre los desocupados y ocupados debemos seguir luchando por un salario mínimo vital y móvil de 600 pesos, y creemos que de continuar vamos a lograrlo; y este reclamo no sólo tiende a paliar el mayor grado de las necesidades que sufrimos la clase obrera, sino que también se contrapone con la intentona del gobierno y de las patronales, principalmente porque este reclamo de elevar el salario mínimo, que aún hoy está en 200 pesos, a 600 pesos mensuales, significa atacar el corazón de la reforma laboral recientemente aprobada. Por lo tanto, la lucha por el mínimo de 600 pesos debe ser una lucha nacional y debemos reclamarlo no sólo en cada región, sino palmo a palmo en cada lucha, en cada movilización y en cada corte.

 

Compañeros, esta tarea de organizar a los desocupados va de la mano de una histórica propuesta de la CGT de San Lorenzo, que es la de construir en forma conjunta un Congreso Nacional de Trabajadores, un congreso nacional de delegados de base que no sólo deliberen sobre las reivindicaciones que forman parte de nuestro programa sino principalmente que deliberen para que desde la clase encontremos una salida integral a la crisis que padecemos, a esta crisis del capitalismo agravada además por las políticas que llevan adelante los gobiernos cipayos como los de la Alianza y el PJ; porque nosotros somos concientes de que el más atrasado de nuestros compañeros sería mejor gobernante que cualquiera de estos cipayos del Fondo Monetario Internacional.

 

Es así compañeros, que se hace imprescindible demostrar la capacidad y una verdadera propuesta para sacar de la bancarrota a las fuerzas productivas. Por eso necesitamos elaborar un plan político de los trabajadores y para los trabajadores, y así, compañeros, participando activamente en cada corte, en cada huelga, en cada movilización, en cada piquete, llevar adelante plenarios y congresos de delegados regionales reivindicando un programa y discutiendo un plan político que nos saque de la crisis y ponga en marcha todas las fuerzas productivas. Y así, juntos, desde cada región, construir palmo a palmo el Congreso Nacional de Trabajadores que nos saque de este estancamiento.

 

Por eso, venimos a saludar esta iniciativa que tienen los compañeros del Partido Obrero y de este acto, que indudablemente se han impuesto la necesaria tarea de unir a todos los trabajadores del mundo; por eso estamos presentes, venimos a decirles que estamos atentos, solidarios ante esta tarea necesaria e imprescindible que ustedes llevan adelante, porque solamente la unidad de todos los trabajadores del mundo, dando batalla en cada país, nos va a dar la posibilidad de que en todo el planeta, en todo el mundo hagamos desaparecer la explotación del hombre por el hombre. Sólo así.

 

Muchas gracias y les agradezco la participación.