25/02/1999 | 617

Se largó la campaña del Partido Obrero

Está en marcha la gran movilización partidaria. El miércoles 10 de febrero se realizó una asamblea en la que se eligieron los principales candidatos, entre los que se destacan importantes constructores del Partido Obrero, como es el caso de Antonio Torrente, delegado docente, para gobernador; Chiche Granizo, uno de los organizadores de las Marchas de Silencio, como Vice; José Krutoy, delegado docente, para intendente por la capital; Tato Traverso, delegado de los trabajadores de la salud, para concejal por Valle Viejo.


Se han amplificado las pegatinas y la repercusión de la participación en los medios es corroborada por las llamadas telefónicas de los oyentes.


El viernes 19, la campaña pegó un salto con la realización del acto público que inauguró la sede partidaria. Concurrieron 80 trabajadores y jóvenes. Hubo 4 oradores. Se establecieron nuevas relaciones, se anotaron fiscales y se recaudaron fondos a partir de un buffet y de una alcancía, aportados por los compañeros.


El aspecto que más ha revolucionado el trabajo político de la regional ha sido la venta masiva de periódicos; doscientos periódicos, que, sumados a las suscripciones y a lo que falta para la salida del nuevo, van a superar los 300.


La campaña plantea nuevos desafíos, como extender la agitación, preparar tres nuevos actos (en Valle Viejo; en la puerta de Alpargatas, y otro para el 8 de marzo, conmemorativo del Día de la Mujer, para lo cual ya está planificada la convocatoria de una reunión de mujeres militantes y simpatizantes del PO). Por último, y como aspecto que corona todo esto, es que se está multiplicando la cantidad de compañeros que se están organizando y militando con el PO, lo que ya nos plantea la triplicación de las fuerzas con que originalmente lanzamos la campaña.

En esta nota