fbnoscript
11 de agosto de 2005 | #912

Córdoba: La burocracia entregó el reclamo docente

Que se respete el mandato de capital

La burocracia del Frente Gremial Docente (encabezado por UEPC) entregó la lucha salarial. El gobierno había efectuado una propuesta salarial días antes del reinicio de las clases; la misma fue rechazada, hubo un parazo de 72 horas, una multitudinaria movilización con más de 10.000 maestros y profesores, jornadas de asambleas en las escuelas que llevaron a cortes de ruta durante el viernes, lunes y martes. ¿Qué agregó el gobierno a esa propuesta? 40 pesos de bolsillo para la categoría inicial y un mejoramiento para 6.500 jubilados; o sea, nada.

Con esa propuesta la conducción de UEPC se dedicó a organizar la entrega de la lucha. La nueva propuesta del gobierno surgió ante la evidencia de que el conflicto se profundizaba. Cuando el viernes 29 los docentes de la zona norte salieron a hacer cortes de calle, la burocracia llamó rápidamente a las escuelas para decir que “esa metodología no era la resuelta”; como respuesta el lunes hubo 20 cortes en la Capital, el martes ya sumaban más de 30 y empezaba a asomar el interior provincial.

UEPC logró, con maniobras, que en todos los departamentos del interior fuera aprobada la propuesta del gobierno. Pero en Capital (donde se concentra el 50% de la docencia) fue distinto: los mandatos no bajaban de paro por 72 horas y había muchos que reclamaban el paro por tiempo indeterminado. (La inmensa mayoría reclamaba que el mandato de capital se llevara adelante aunque el resto de los departamentos decidieran levantar la lucha. En la resolución se “abría el paraguas” a la maniobra histórica de someter el mandato de lucha de Capital a la Asamblea de delegados departamentales dominada por la burocracia.) La moción del rechazo de la propuesta salarial del gobierno triunfó por 176 a 112 votos. Más de 200 docentes que no son delegados acompañaron las deliberaciones y luego cortaron la avenida General Paz para que se salga a la lucha.

Burocracia, gobierno y los medios ocultaron esta derrota y salieron a dar por finalizado el conflicto docente, a sabiendas de que la departamental votaría la aceptación (a pesar del dominio burocrático de la misma, las voces en contra del acuerdo fueron muchas).

Al momento de escribir esta nota, un grupo importante de docentes se autoconvocaba para definir un rumbo que respetara el mandato de la Capital de seguir la lucha por los 300 pesos al básico, la incorporación de todas las sumas en negro al básico y el 82% móvil para los jubilados.

En esta nota:

Compartir

Comentarios