fbnoscript
26 de julio de 2012 | #1232

"La izquierda revolucionaria y los obreros que luchamos, existimos concretamente"

Cuando abordamos a Jula -delegada al XXI Congreso del PO- para que nos dé sus conclusiones, arrancó sin vacilar: "Me pareció muy importante el análisis de la actual etapa; entender la crisis como sistémica nos permite la posibilidad de explicar la necesidad de otra manera de organización social, porque el sistema capitalista sólo nos está dando miseria. Si los trabajadores nos unimos, podemos dejar de pagar la crisis y empezar a pensar y organizarnos para que gobernemos los trabajadores". Agrega: "es muy importante que hayamos discutido la necesidad de la fusión entre el movimiento obrero y la izquierda revolucionaria, para que los trabajadores encuentren una veta concreta de desarrollo en la organización independiente, porque estos dos factores -la izquierda revolucionaria y el movimiento obrero que se va desembarazando de la burocracia- existen concreta y efectivamente. Este planteamiento es relevante también cuando tanto el gobierno como la burocracia se empecinan en dislocar a la clase obrera, mientras el proceso que viven los trabajadores es completamente distinto: luchas en todo el país contra el impuesto al salario, contra el techo paritario, contra la tercerizacion laboral y contra tarifazo"

-Vos estuviste en la comisión de Mariano... -Me pareció muy importante que el Congreso del Partido Obrero haya designado una comisión para discutir cómo vamos a abordar el juicio de los asesinos de nuestro compañero. En esta comisión, surgieron muchas iniciativas que traían los compañeros de todo el país para sumar gente y para hacer que la lucha por el juicio y castigo sea una lucha que involucre a toda la juventud y a los trabajadores quienes hoy pelean día a día por lo que peleaba Mariano. Considero que nuestro compañero Mariano es hoy un ícono de la lucha contra la injusticia social, es el retrato de la juventud del Argentinazo, que se organiza junto a la clase obrera para pelear por sus derechos y por sus condiciones de vida. La comisión de Mariano me dejó con la sensación de que todos los compañeros que participamos a nivel nacional daremos una lucha firme y que no vamos a descansar hasta que los responsables del asesinato paguen su condena.

-Viniendo de la zona oeste de la Ciudad, ¿qué novedades aportó el congreso a los debates y la actividad política de la zona? -Está completamente ligada a la realidad en la que militamos. La crisis política que hoy transitan los partidos tradicionales se refleja en su debilidad al momento de darle una salida a los vecinos de los barrios. La colocación de nuestros compañeros como tribunos socialistas en los barrios ya se da, pero tenemos que avanzar. De a poco, nuestros locales están empezando a ser una caja de resonancia de las luchas que se dan en los diferentes frentes de los barrios. Salimos de este Congreso con la intención de crecer en influencia, de explotar políticamente la adhesión de los vecinos, trabajadores y jóvenes a nuestras posiciones. Distintos sectores de trabajadores -ferroviarios, trabajadores de la salud, de la construcción y docentes, entre otros- están encontrando en el método y el programa de la izquierda un canal de organización, al igual que los desocupados y los jóvenes estudiantes.

Compartir

Comentarios