fbnoscript
28 de noviembre de 2013 | #1295

¿Qué es el "mal"?

Sobre "Hannah Arendt, la banalidad del mal"

Se estrenó en la Argentina, en septiembre, la película "Hannah Arendt, la banalidad del mal". La dirige Margaret Von Trotta, directora también de "Rosa Luxemburgo". La actriz principal es la misma que encarnó a Rosa: Barbara Sukowa.

La película se concentra en la vida de la escritora Hannah Arendt durante los años 1960 y 1964. Comienza cuando el Mossad secuestra en Argentina al nazi Otto Adolf Eichmann, quien, como miembro de la SS, organizaba el traslado de los prisioneros hacia el exterminio.

Con la noticia que será juzgado en Israel, Arendt se ofrece al diario The New Yorker para hacer la crónica. El hecho de haber sido perseguida por judía en Alemania, de haber escapado del campo de concentración francés de Gurs y de haber escrito el libro "El origen del totalitarismo", lleva a que acepten su propuesta.

El film va mostrando el pensamiento de Arendt a través de los debates con sus amigos judíos exiliados en Nueva York, durante el juicio, a través de las clases que da en la universidad y en las conversaciones con su marido, su amiga o su secretaria. El recurso de mostrar el juicio con las propias imágenes documentales del mismo tiene mucha fuerza.

Ella considera que el genocida es un burócrata y que no "piensa", en base a las declaraciones de Eichmann que se hace responsable de sólo una parte de los hechos y de cumplir con la ley: ello, por haber colocado a los prisioneros en el tren y no ocuparse de su matanza.

Así, Arendt manifiesta que el juicio no es al sistema ni a la historia, ni siquiera a ningún "ismo" -como el antisemitismo-, sino que es sólo al hombre individual. Es decir: una farsa dirigida por Ben-Gurión, primer ministro de Israel.

Aún expresando que Eichamann debe ser castigado y que el pueblo judío fue víctima de la política genocida del nazismo, sus dichos sobre los Judenrat o Consejos Judíos que entregaron a millones al exterminio nazi, provocan el repudio de muchos de sus amigos de Nueva York y de Jerusalén, y una amenaza del Mossad que prohíbe su libro -"Eichmann en Jerusalén: la banalidad del mal"- en Israel.

También soportará el despido de su trabajo de docente universitaria y cientos de cartas y llamadas telefónicas condenatorias y amenazadoras.

Sin embargo, es aplaudida por sus alumnos, al exponer sus planteos.

Sus recuerdos de Heidegger (filósofo que da sustento al pensamiento fascista alemán) van mostrando cómo se formó Hannah y su posterior delimitación, cuando Heidegger adhiere al partido nazi. En su libro sobre el totalitarismo, Arendt iguala al fascismo con el bolchevismo, el marxismo y el estalinismo.

Pero lo atractivo de la película, más allá de los recursos estéticos y los debates, es que muestra a una intelectual chocando, con un par de opiniones críticas, con la política del sionismo y el imperialismo.

Aunque en la película no se muestra, estos hechos ocurren en los mismos años en que Kennedy intensifica el apoyo a Israel y autoriza la primera venta importante de armas, como parte de un plan de Estados Unidos de controlar el Medio Oriente.

Arendt dice sobre el "mal": "Eichman es una hoja en el viento del Tercer Reich, no es igual que la estupidez que lo capacitó para ser uno de los criminales más grandes del siglo XX, es simplemente incapaz de pensar (...) él sólo había cumplido órdenes, excusa típica de los nazis, el mal más grande es cometido por los anónimos, por seres humanos que se niegan a ser personas, a esto llamo banalidad del mal".

Es cierto que el "mal" resulta de toda una organización que instruye a determinados personajes para que lo ejecuten, y su deshumanización y enajenación del pensamiento es imprescindible para cumplir el cometido. Pero la incapacidad de pensar es sustraída de un régimen social clasista que Arendt no reconoce como tal.

Vale la pena recordar, también, que los activistas comunistas no aceptaron formar parte de los Consejos Judíos. Cuando sus alumnos le preguntan su opinión sobre Estados Unidos, dice: "El paraíso". Pero ¿qué consideración ha tenido Arendt sobre la responsabilidad de Estados Unidos y los países de Europa que cerraron las fronteras para la inmigración judía? Tal como escribió Trotsky: "Fue una acción criminal de las democracias occidentales a la altura del bandidaje del propio nazismo". La responsabilidad de las catástrofes de la humanidad sólo se explica por el agotamiento del régimen de explotación del hombre por el hombre.

Hoy, el "mal" es el capitalismo que no puede subsistir sin la guerra y la destrucción de fuerzas productivas, y son quienes lo defienden a muerte: la clase social explotadora (la burguesía) y los esbirros como Eichmann, que ejecutan las atrocidades que se les ordena. Y no es banal. Arendt denunció algo del "mal", pero no llegó a comprenderlo ni explicarlo.

El film rescata que Arendt no resignó ningún pensamiento, como se lo indicaban tanto sus camaradas de los "tiempos oscuros" como el establishment, y a pesar de ello sostuvo sus posturas críticas.

Compartir

Comentarios