fbnoscript
28 de noviembre de 2013 | #1295

Ante la cautelar del juez Arias que suspende las construcciones en La Plata

Por una nueva planificación urbana, la derogación del COU y la defensa de las fuentes de trabajo
Por Ignacio de la Vega
UJS Arquitectura UNLP

Hace unos días, el juez Luis Arias dio lugar a una medida cautelar presentada por una ONG contra la Municipalidad de La Plata, denunciando que el desarrollo inmobiliario carece de certezas sobre el alcance, vigencia y modalidades de aplicación de la norma que regula el ordenamiento y uso del suelo.

Así, se exige la suspensión de la totalidad de las construcciones de edificios de más de tres niveles de altura que se estén realizando en el casco urbano de la ciudad hasta que se entreguen los expedientes administrativos que habilitan dichas obras, así como también la suspensión del otorgamiento de los permisos de construcción o habilitaciones.

El Código de Ordenamiento Urbano (COU) de Bruera y Scioli beneficia a la especulación inmobiliaria. Esa construcción creció un 1.300% en el casco urbano, sin estar al servicio de las familias que necesitan vivienda ni tampoco de la realización de obras, infraestructura y servicios necesarios.

Ello profundizó el encarecimiento del suelo y los alquileres, expulsando a los trabajadores a zonas periféricas o a la vera de un arroyo. La construcción de grandes edificaciones desrreguladas ha producido un perjuicio irreparable a la región, generando -entre otros daños ambientales y urbanísticos- la impermeabilización del suelo y la sobrecarga de la infraestructura urbana.

Asimismo, contribuyó al agravamiento de las inundaciones, llegando a la tragedia del 2 de abril pasado. El conflicto deja en evidencia, una vez más, el pacto entre la Municipalidad, la federación de empresarios y los inversores inmobiliarios.

Empresarios de la construcción, junto a empleados de cooperativas municipales montaron un escrache al juez Arias.

A su vez, no se han posicionado ni el Colegio de Arquitectos y ni el Colegio de Ingenieros, otorgando un acompañamiento silencioso a sus socios.

La burocracia de la Uocra -en esta seccional a cargo del patotero "Pata" Medina- es socia y cómplice en este negociado. Hace pocos meses, fue puesta en evidencia la condición de trabajo deplorable, cuando falleció un trabajador en negro en una importante obra.

Llamamos a los trabajadores de la construcción a defender su fuente de trabajo y a luchar en una perspectiva independiente de la burocracia sindical, socia de los capitales de especulación inmobiliaria.

• Por un plan de acción para la recuperación histórica del salario de los trabajadores de la construcción, para defender sus condiciones de trabajo, para terminar con la precarización laboral y las muertes obreras por accidentes, para tener una jubilación digna.

• Por un plan de obras hídricas y una nueva planificación urbana al servicio de las necesidades de las mayorías.

• Por un plan de viviendas populares construidas por los trabajadores de la construcción, gestionado por delegados electos elegidos en asamblea. Para edificar una nueva ciudad es necesario un cambio de régimen impositivo, que parta de gravar la especulación financiera e inmobiliaria, relevar y nacionalizar la tierra ociosa bajo control de vecinos y trabajadores.

Compartir

Comentarios