fbnoscript
28 de noviembre de 2013 | #1295

Municipales de Orán en paro total por el 35% de aumento

Por Corresponsal

Los empleados municipales de la ciudad de Orán están hace una semana de paro exigiendo un aumento salarial del 35%.

La medida de fuerza es total y las resoluciones son tomadas en asambleas. La tradición de lucha de los municipales tiene una cuna de antecedentes que parte en años anteriores, cuando por entonces el dirigente del Partido Obrero, Rubén Tolay, comenzaba la organización de autoconvocados y la formación de asambleas multisindicales que impulsaran las medidas.

El ejercicio del método fue tomando cuerpo en cada paro, sobre todo, en los obreros del sector de servicios que en las medidas de fuerza se transformaban en el motor de la lucha y mucho más ahora que Tolay, al calor del Salteñazo, fue electo concejal para el período 2013-2015. "Es fácil de resolver esto", indicó el dirigente de los autoconvocados en medio del humo de la quema de gomas: "El intendente hace aparecer la plata para el aumento del 35% y la actividad se normaliza. Y si no tiene dinero, muy fácil, que abra los libros contables y así vemos cómo están las cuentas", expresó.

Los trabajadores reclaman el 35% de aumento, lo cual equivale de 2 mil a 2.500 pesos entre la categoría 8 a la 24, pase a planta permanente de contratados y contratos para los changarines (precarizados). "A los compañeros de planta permanente se sumaron los que trabajan en negro en los servicios y recolección, quienes no tienen ningún gremio que los ampare, cobran 450 pesos por semana y, al 15 de cada mes, les pagan una ‘regalia' de 1.450 pesos.

Es lógico que estén reclamando porque viven al día y, muchos de ellos, no tienen para darle de comer a sus hijos", indicó Tolay. En un acto de provocación y amedrentamiento, el intendente Lara Gros insultó a los obreros changarines que se manifestaban en la galería de la comuna, amenazándolos con despidos. "Esta actitud del intendente marca el principio del fin para Lara Gros.

Cuando Barberá (anterior caudillo pejotista) comenzó a amenazar con despidos y desoír los reclamos salariales, se tuvo que ir", recordó el dirigente obrero.

Finalmente, Tolay levantó la voz "por las serias denuncias de corrupción sistemática ligado al sobreabastecimiento de combustible, la sobrefacturación de servicios y repuestos, como también la contratación a precio desopilante de empresas terceristas". "Por denuncias de los compañeros, sabemos que los secretarios del intendente y él mismo se están robando todo al por mayor.

Vamos a profundizar las denuncias desde el Concejo Deliberante, incluso ahora que ocupamos una bancada obrera, movilizaremos para que rindan cuenta", enfatizó el dirigente salteño.

En esta nota:

Compartir

Comentarios