fbnoscript
28 de mayo de 2015 | #1365

Se realizó el primer congreso del PO de Río Negro

Dirigentes de Unter (docentes), de seccionales de ATE, de los gremios de la fruta y del hielo, junto con estudiantes universitarios, terciarios y secundarios, discutieron el proceso político que vive la provincia.
 
 
El sábado 23, con la presencia de compañeros de Bariloche, El Bolsón, General Roca, Villa Regina, Allen y Cipolletti, se realizó el primer Congreso del PO de Río Negro. Participaron más de 80 compañeros, dirigentes de distintas seccionales de la Unter (docentes), delegados clasistas de ATE, de los gremios de la fruta y del hielo, y una numerosa delegación de jóvenes estudiantes universitarios, terciarios y secundarios. Por la dirección nacional del PO se hizo presente la compañera Vanina Biasi.
 
El congreso caracterizó el proceso político que atraviesa la provincia. La polarización electoral que se configura entre Pichetto y el actual gobernador Weretilneck esconde que ambos defienden la misma orientación social. Pues han sido coautores de la entrega de los recursos energéticos a los monopolios petroleros, de dar vía libre a especulación inmobiliaria -que repercute en un enorme déficit habitacional- y de la liquidación de las conquistas de los trabajadores de la industria frutícola en favor del empresariado del sector (Cafi).
 
Por otro lado, el Frente Progresista de la senadora Odarda, que supo ocupar el segundo lugar en las elecciones de 2013, quedaría relegado al tercero. La incorporación de una fracción de la UCR, el partido que hundió la provincia durante 28 años, al Frente Progresista, lo transforma en un replay de la Alianza. Su coqueteo con el PRO, y la reciente reunión que mantuvo con el empresariado barilochense, dan cuentas de un "progresismo" en franca derechización, parte integrante del abanico de fuerzas políticas patronales que propugnan la devaluación del peso.
 
En este escenario, la bochornosa proscripción del Partido Obrero para las elecciones provinciales del 14 de junio, ha dejado al electorado rionegrino sin una variante política alternativa a los candidatos del ajuste. El Congreso del PO rionegrino abordó este atentado contra el desarrollo de una alternativa política de los trabajadores, lanzando una intensa campaña política por la fórmula presidencial Altamira-Giordano y proclamando a Mali Quintillán, Norma Dardik y Facundo Britos como candidatos a diputados nacionales; y a Pitty Rivero como candidato al Parlasur. A su vez, lanzó la candidatura a concejal de Daiana Matamala, de cara a las elecciones en Bariloche el próximo 3 de septiembre.
 
El escenario provincial de cara a las Paso de agosto se mantiene abierto. La inscripción de alianzas cierra el 10 de junio, cuatro días antes de las elecciones provinciales. Probablemente se constituyan alianzas contradictorias con las establecidas para la elección que se realizará cuatro días después. No hay que descartar el escenario de una gran interna de la alianza que lidera Macri, en la que compitan los candidatos del PRO, el radicalismo y el Frente Progresista. Aunque Weretilneck, luego de su ruptura pública con Massa, adelantó que irá a las Paso sin candidato presidencial (boleta corta), la alternativa que se sume a la interna del macrismo, tampoco hay que desecharla.
 
El congreso votó también una fuerte campaña de cara al paro nacional del 9 de junio, editando una declaración provincial del PO y de nuestras agrupaciones sindicales, confrontando con la política de las burocracias sindicales y llamando a los trabajadores a adherirse y sumarse al paro.
 
Nos lanzamos al armado de una lista clasista y antiburocrática para la elección de ATE.
 
En la Fruta, es necesario denunciar el carnereaje de una burocracia que entregó la paritaria de enero en el medio de un proceso huelguístico. La burocracia del Hielo, también adicta al gobernador, ha ‘congelado' la pelea por el 40% por zona e ignora el reclamo histórico por la reducción de la jornada de trabajo y de la edad jubilatoria por insalubridad.
 
Por último, el Congreso del PO se pronunció por una fuerte movilización política hacia el 3 de junio. Los triples crímenes en Cipolletti, el crimen de Otoño Uriarte, el reciente caso de prostitución infantil en Viedma y otros le dan a la jornada del 3 de junio en Río Negro un valor especial.

Compartir

Comentarios