fbnoscript
21 de mayo de 2019

Un calificado auditorio obrero de la zona norte debate la vigencia del Cordobazo

Un calificado auditorio obrero de la zona norte debate la vigencia del Cordobazo

fotos: Valen Vignardi

El día sábado en el local del PO de San Isidro, la zona norte se sumó a las charlas que el Partido Obrero está realizando en todo el país, al cumplirse 50 años de una gesta obrera que hizo historia, el Cordobazo.

Con una mesa más que interesante, disertaron Néstor Pitrola, dirigente nacional del Partido Obrero y participante del Cordobazo y Jose Meniño, secretario ejecutivo del SUTNA San Fernando, que viene de dar una batalla triunfante contra el intento de aplicar por parte de la patronal de FATE un procedimiento preventivo de crisis para avanzar con despidos y flexibilización.

Fue una charla muy importante por el auditorio que participó de la misma, entre los que se destacaron comisiones internas, delegados y trabajadores del gremio plástico, de la pintura,  del neumático, del INTI, docentes y también de la juventud de la zona.

Meniño, desarrolló el proceso de recuperación del SUTNA y de organización de un sindicato clasista, la delimitación política con el nacionalismo, en un frente donde chocan directamente con los intereses de un empresariado nacional que intenta descargar la crisis sobre los trabajadores. Desarrolló el concepto de un sindicato clasista, anti burocrático y de lucha y como lleva delante la explicación de estos conceptos entre sus compañeros, para defender un sindicato independiente de las patronales “Los compañeros comenzaron a ver que la dirección del gremio es diferente a la que les toco durante muchos años”.

Planteó que los gobiernos se dan una política para defender los intereses de la burguesía y que nosotros nos damos una política para defender los intereses de la clase obrera. “Sabemos que los trabajadores están esperando una salida del kirchnerismo, del peronismo y entiendo que es muy difícil romper con eso. Ese es el trabajo que nos damos diariamente, para que perciban los trabajadores, que mas allá de que Macri no pueda ganar las elecciones, el gobierno que venga, va a seguir aplicando el ajuste, va a seguir pagándole al FMI…  Vamos a tener que seguir luchando, hasta conquistar el poder político y construir una alternativa de los trabajadores y para los trabajadores”.

Pitrola señalo que “el SUTNA es un continuador histórico del clasismo de los tiempos del Cordobazo” y contrastó este desarrollo con la política de izquierdas que abandonan el trabajo de recuperación de gremios, buscando atajos electoralistas o progresar mediante compromisos con la burocracia sindical. Resaltó la importancia de la vanguardia obrera del neumático y su rol como cabeza del sindicalismo combativo hoy.  “El SUTNA toma las tareas inconclusas del Cordobazo que es darse la formación de una tendencia clasista nacional y lo llevó al plenario de Lanús, expresando la vigencia histórica de las jornadas del Cordobazo”.

“El Cordobazo es una huelga política de masas”, continuo disertando Pitrola, “estaba todo el pueblo cordobés en la calle, los estudiantes, clases medias y fue dirigido por la clase obrera(…) Se produce la derrota en distintos  puntos de la ciudad de los retenes policiales, que no querían reprimir. Hubo episodios de quiebra del aparato de represión del estado. Pasó lo que pasa en algunos tramos hoy en Francia con los chalecos amarillos”.

Luego de hacer un recorrido histórico, dijo que  “Cuando decimos paro nacional de 36hs, decimos queremos un Cordobazo nacional. Si abandonamos las tareas y nos movilizamos, contra el plan del FMI, contra los despidos, cierres de fábricas; si somos millones en las calles, se acabó Macri. Que no caiga por una corrida cambiaria sino por un movimiento de masas. Ahora el 29 nos convocan a un paro dominguero para preparar una variante patronal hacia octubre. Para no poner a la clase obrera como alternativa para derrotar a Macri, los gobernadores y el FMI. A 50 años del Cordobazo es una paro para no alterar la situación, es antagónico al Cordobazo.”  

Se comentó que cuando temprano esa mañana Cristina Kirchner había lanzado la formula Fernández-Fernández, reivindicó el pacto social de Gelbard-Peron que fue lanzado para derrotar el ascenso obrero que venía del Cordobazo.

Se recordó que Gelbard era uno de los socios de FATE en esa época.

Un delegado de la fábrica de pintura Alba comentó la situación de los despidos en su planta y llamó a acompañar la lucha que están haciendo para derrotar el ajuste patronal.

Como conclusión plantearon una reunión del sindicalismo combativo para preparar el paro del 29 de mayo, a 50 años del Cordobazo oportunidad para intervenir con la perspectiva del paro activo nacional de 36 horas, para que la clase obrera se ponga en movimiento para terminar con Macri y el régimen del FMI.

 

Compartir

Comentarios