fbnoscript
1 de marzo de 2012 | #1212

Una práctica de socialismo

La organización del campamento fue de las más importantes del último tiempo. La cantidad de compañeros y la lluvia agregaron nuevos desafíos a la UJS y a cada uno de los compañeros que, en Ramallo, realizó tareas para el conjunto del campamento. Las comisiones que funcionaron desde el primer momento no fueron solamente de debate político, sino también de trabajo -desde el desayuno hasta la limpieza del galpón después de la fiesta. Esto significa que cada compañero de los 1.000 que pasaron por Ramallo realizó una tarea para el conjunto, permitiendo que todo saliera perfecto. El campamento no sólo es una instancia de politización y confraternización general, además, por sobre todas las cosas, es una verdadera práctica de socialismo, una puesta en práctica de que entre nosotros mismos podemos organizamos. Es la aplicación de la teoría en la práctica concreta y la demostración de que si todos colaboramos, sí todos pateamos para el mismo lado, si nos organizamos, nuestros objetivos son posibles.

En esta nota:

Compartir

Comentarios