fbnoscript
18 de julio de 2019

Importante asamblea de salud en apoyo al Frente de Izquierda

Vamos por una gran campaña en toda la Ciudad de Buenos Aires.
Importante asamblea de salud en apoyo al Frente de Izquierda

Fotos: Juan Diez

En la Facultad de Medicina de la UBA se desarrolló una importante asamblea que reunió decenas de trabajadores de la salud de la Ciudad de Buenos Aires y estudiantes de Ciencias Médicas y Psicología de la UBA, con la presencia de Gabriel Solano, candidato a Jefe de Gobierno por el Frente de Izquierda-Unidad, y los candidatos a legisladores Facundo Lahitte (referente de Tribuna Municipal), Jorge Pachamé (medico de la Maternidad Sardá y miembro opositor de mesa ejecutiva de la Asociación de Médicos Municipales) y Alejandro Lipcovich (delegado del Hospital Garrahan).

La asamblea resolvió utilizar la campaña para desarrollar una verdadera movilización política de la salud, explicando lo que está en juego en esta elección y avanzando en la organización y la lucha por nuestras propias reivindicaciones. Es lo contrario a reducir la intervención de los trabajadores a “aprender a votar”, el planteo de un kirchnerismo que luego subordina los reclamos a sus compromisos con los capitalistas, la unidad con la burocracia sindical o un nuevo acuerdo con el FMI.

Enfermeras, residentes, médicos y profesionales de la salud propusieron explicar la importancia de votar al Frente de Izquierda con recorridas en los hospitales, el trabajo con un pronunciamiento y la grabación de videos por el voto al único bloque político que defiende los intereses de los trabajadores frente a todo el régimen del FMI y su ajuste.

Contra el vaciamiento de salud

Las intervenciones realizadas en la asamblea fueron un gran aporte político al programa y la campaña del Frente de Izquierda. Dieron cuenta de un verdadero colapso del sistema de salud público por el ajuste y el avance de la privatización que comandan Macri y Horacio Rodríguez Larreta, a través de la Cobertura Universal de Salud (CUS) -parte del paquete de reformas que promueven el FMI y el Banco Mundial- y con acuerdo de la burocracia sindical. El funcionamiento de los hospitales se sostiene con la superexplotación y el esfuerzo y compromiso cotidiano de sus trabajadores.

Votamos denunciar este colapso y  defender una política opuesta al vaciamiento, fragmentación y privatización que lleva a que los trabajadores tengan una atención de acuerdo a su ingreso o deban pagar un extra por una atención un poco mejor. Por un sistema único de salud con presupuesto para infraestructura, salarios e investigación, que atienda a toda la población.

En este marco, denunciamos el cierre de hospitales que promueve Larreta con el 5x1 para ajustar la oferta de salud y liberar terrenos para los especuladores inmobiliarios. Se rechazó la tentativa del cierre del Borda y el Moyano, que también están en la mira para este tipo de proyectos, motivo por el cual Macri intentó el desalojo con topadoras y represión en 2013.

 

Por la unidad y la independencia de trabajadoras y trabajadores

Resolvimos además levantar en la campaña la defensa de la unidad de los trabajadores de la salud frente a la fragmentación que promueve el gobierno y la burocracia sindical. Por el pase de Enfermería a la Carrera Profesional de la Salud y terminar con la superexplotación de los residentes y concurrentes; contra la flexibilidad laboral votada en la reforma de la Carrera, por el reconocimiento de insalubridad para todos, el pase a planta de los tercerizados y un salario mínimo igual a la canasta familiar.

La foto de Alberto Fernández con el burócrata de la gremial municipal Sutecba Amadeo Genta causó indignación especialmente entre las enfermeras, que lo tienen como enemigo del Pase a la Carrera Profesional por el cual pelean. El planteo de unidad  con la burocracia sindical del kirchnerismo es una trampa mortal porque subordina luchas fundamentales a la unidad con Sutecba.

La asamblea también llamó a la unidad con los trabajadores del sector privado. Los empresarios de la salud son los beneficiarios del colapso del sistema público y de sus bajos salarios, que les permiten bajar la vara para explotar aún más a los del privado. La lucha de enfermería por el pase a la Carrera Profesional dio una muestra de esta potencialidad cuando en noviembre pasado se movilizaron más de 20 mil enfermeras y enfermeros de los dos sectores, entendiendo que si pasan los del público estarán en mejores condiciones para pelear en el privado.

Por eso la asamblea de salud en apoyo al Frente de Izquierda defendió la necesidad de constituirse como un polo de independencia política frente a los partidos patronales que manejan el Estado en función de los acuerdos con el FMI, los intereses de los capitalistas y los pactos con la burocracia sindical. Salimos reforzados para dar esta lucha política en toda la Ciudad.

Compartir

Comentarios