fbnoscript
22 de febrero de 2020

Juan Vital Andrada: ha fallecido un cuadro revolucionario internacionalista

Nos ha llegado, desde el Uruguay, la lamentable noticia del fallecimiento de Juan Vital Andrada. Juan fue uno de los militantes uruguayos que se tuvo que exiliar frente al golpe militar de 1973. De amplia acción sindical y política en su patria y grandes convicciones, se ligó en plena dictadura militar argentina a nuestra Política Obrera (organización que fue ilegalizada por la dictadura videliana). En la difícil lucha clandestina de esos años, Juan fue todo un puntal. Construyó junto con otros compañeros uruguayos (Magda, etc.) que también fueron ganados a Política Obrera, la Asociación de Residentes Orientales en la Argentina (AROJA) que con su local público en Deán Funes y Cochabamba del barrio porteño de San Cristóbal fue una de las primeras experiencias de constituir organizaciones legales bajo la dictadura. Allí se intentó organizar a uruguayos residentes, entre los que había muchos exiliados políticos de izquierda, en torno a una serie de actividades sociales y culturales.

Fue con Andrada y otros compañeros que se formó Socialismo Revolucionario en Argentina. Organización que luego, años más tarde, pasaría a llamarse, con vistas a una intervención electoral, Partido de los Trabajadores (PT).

Andrada se formó como trotskista. Él y otros compañeros participaron en las escuelas de formación política que Política Obrera organizó bajo la dictadura (realizadas en los años 1980-1981), por las que pasaron centenares de compañeros, que tuvieron lugar en Brasil para burlar los rigores de la represión dictatorial. Como trotskista fue un internacionalista. Allí donde se encontraba Juan desarrollaba una militancia revolucionaria.

Fue el primer candidato a presidente que presentó el PT uruguayo. Viajó como delegación militante a los Congresos del Partido Obrero.

Nos enorgullece haber tenido en nuestras filas, las de la IV Internacional, a Juan Vital Andrada. A su familia y compañeros un respetuoso saludo revolucionario.

Compartir

Comentarios