fbnoscript
28 de febrero de 2008 | #1027

Sapag y Farizano, contra los trabajadores sin vivienda

El desalojo "pacífico" de la toma Gatica desató la euforia en la burguesía neuquina, que observa con pánico el crecimiento del movimiento de trabajadores que reclaman el acceso a la vivienda en toda la provincia, en particular en la capital. La editorial del diario Río Negro saludó que "el conflicto (la toma de tierras) fuera desactivado antes de que se volviera inmanejable".
La burguesía festeja el frente único que reunió al gobernador Sapag (MPN) y al intendente Martín Farizano (Concertación K) contra las demandas de los trabajadores. Ambos declararon que no "convalidarán la toma de tierras" y que "las prioridades las va a manejar el Estado". El UNE (CTA) y Libres del Sur, aliados de Farizano, ni se mosquearon. Al contrario: Mariano Mansilla, secretario de gobierno y dirigente del UNE, fue un promotor del acuerdo que "desactivó" el conflicto sin que los compañeros obtuvieran nada.

La "toma" Gatica
La primera plana de los gobiernos provincial y municipal se movilizó para disolver esta "toma" de cien familias en la periferia de un barrio de clase media alta. Sapag y Farizano recibieron juntos a los vecinos "afectados por la toma" para manifestarles su apoyo. Esto, mientras los punteros del MPN montaban provocaciones contra los compañeros y la policía establecía un "cordón sanitario" para incautar pañales y alimentos.
Movilizando todos estos recursos políticos y represivos lograron quebrar la toma al cabo de una semana.
Sin embargo, días más tarde, 30 familias de los hijos de un barrio de clase media de Plottier tomaban los terrenos aledaños a las casas de sus padres. Poco después, una asamblea de familias que desde hace dos años están anotadas en el Plan Federal de Viviendas y que ya pagaron por los terrenos, se reunían en el Parque Central de la capital para votar medidas de fuerza en reclamo de la construcción de sus casas.
Sapag y Farizano se apresuraron en festejar su victoria en Gatica: el movimiento de lucha por la vivienda se nutre de grandes capas populares y crece acicateado por la especulación inmobiliaria, el alza de los precios y el deterioro de los salarios.

Impotencia
Recientemente, Farizano anunció el lanzamiento de "planes de pagos accesibles" para viviendas en la Meseta (una zona inhóspita en los límites de la ciudad). Sin embargo, 2.750 familias, el 80% de los anotados, quedará afuera.
Frente al retraso de dos años en los desembolsos del Plan Federal, el intendente anunció la inversión de 4 millones de pesos del municipio "para empezar las obras periféricas". En el mismo lapso, los capitalistas de la construcción invirtieron ¡2 mil millones de pesos, sólo en la capital de la provincia!. No faltan viviendas (construyeron más de un millón de metros cuadrados) sino que el gobierno es incapaz de arbitrar las contradicciones del régimen social que defiende..

Por un Congreso Provincial de la Vivienda
La derrota de la toma Gatica pone de manifiesto la necesidad de mayor preparación y organización en las próximas luchas. El gobierno provincial ha anunciado un "plan de regularización" de las tomas anteriores al 10 de diciembre, consistente en una hipoteca sobre los terrenos y las viviendas; es decir, un principio de enajenación de la urbanización realizada por los trabajadores sobre la base de su propio sacrificio.
El problema de la tierra y la vivienda es una realidad que involucra a todas las capas populares de la provincia. El Partido Obrero plantea a todas las organizaciones involucradas, la preparación de un gran Congreso Provincial por la Tierra y la Vivienda que resuelva un programa de reivindicaciones y un plan de acción para imponerlo.

Néstor Rivas (Jacyn)

En esta nota:

Compartir

No cars.

Comentarios