16/05/2013 | 1268

Bahía Blanca: Una gran asamblea abierta con Altamira

Luego de una extensa agenda de medios, con coberturas en todas las radios y canales de televisión locales, Jorge Altamira participó de la segunda asamblea abierta del PO en nuestra ciudad.


Altamira comenzó destacando a la asamblea como un método político para el intercambio de ideas y debates, así como de conclusiones que deben ser llevadas a la práctica.


La precarización laboral, uno de los grandes temas de la asamblea, fue introducida por los padres de Juan Cruz Manfredini, quien falleció producto de las pésimas condiciones de seguridad existentes en las instalaciones de una tercerizada del Polo Petroquímico. Resolvimos convertir la lucha de justicia por Juan Cruz en una causa popular contra la precarización y la corrupción patronal, judicial y política, y por la realización del juicio en forma oral y pública.


A su vez, Altamira destacó la importancia de plantear la conformación de comités de seguridad e higiene en todas las empresas, en particular en el Polo Petroquímico, con facultad de veto.


Otro tema muy discutido fue el control a los representantes elegidos en las elecciones, como un modo de combatir la corrupción de los legisladores.


Altamira tomó este punto para señalar que el PO desenvuelve una lucha parlamentaria con una posición antiparlamentaria, ya que el parlamentarismo presupone una delegación de mandato que es ajena a una construcción colectiva de las masas. Como método de control, destacó el funcionamiento periódico de asambleas para la rendición de cuentas, la revocabilidad de los cargos y que los legisladores cobren el salario promedio de un trabajador argentino.


La interrupción del proyecto de exportación de potasio, frente a la salida de Vale, fue otro problema abordado, tanto desde el punto de vista ambiental como del laboral, ya que miles de puestos de trabajo se perdieron.


Altamira se refirió a la importancia de abordar estos proyectos desde el punto de vista del interés de la clase obrera. Para ello, es necesario introducir la cuestión del control obrero de los procesos productivos, de modo de establecer con un criterio científico los impactos ambientales, y desarrollar la economía desde el punto de vista de las necesidades sociales y de una nueva civilización, y de ninguna manera en función de la maximización del lucro capitalista.


Resolvimos sacar un volante para reflejar estos ejes de campaña al conjunto de la población, teniendo en cuenta que quedan varios temas para seguir discutiendo -como el problema agrario de las localidades rurales de la sexta sección, la cultura, el transporte y la vivienda popular.