23/09/2015 | 1382

De Janete Luziaufri


Querido Coggiola:


Fui sorprendida con la noticia del fallecimiento de nuestro gran camarada Pablo.


En nuestro último contacto, cuando envió un bellísimo texto para un dossier de la revista «Praia Vermelha» organizado por mí, mantenía su ironía y su fuerza en las argumentaciones.


Encontrarlo era siempre una alegría.


Era uno de los imprescindibles.


Abrazos a su familia.

En esta nota

También te puede interesar:

Una nota de opinión de 1999
Nuestro homenaje en el quinto aniversario de su muerte.
Registro audiovisual del discurso de Pablo Rieznik en el acto convocado por el Partido Obrero en 1999.
Texto de Pablo Rieznik