10/03/2011 | 1167

El Partido Obrero revalidó su personería nacional

Al finalizar el mes de febrero, la Cámara Nacional Electoral emitió un informe donde detalla la situación de los partidos de orden nacional frente a la «reforma política». En ese documento, el Partido Obrero integra la lista de los partidos que conservan su personería nacional y que podrán, por lo tanto, intervenir en las elecciones nacionales y en las «internas abiertas y obligatorias» de 2011.

El PO ha defendido esta personería a pesar de los requisitos proscriptivos de la reforma y de la acción implacable de los juzgados electorales, de la Cámara Nacional Electoral y de la propia Corte Suprema. En forma meteórica, la Justicia actuó en consonancia con la «reforma» oficial, derribando las apelaciones presentadas por el PO y otros partidos. En ello, ni siquiera se ha tenido en cuenta que el veto parcial a la propia reforma -que agravó su carácter proscriptivo- todavía se encuentra a consideración del Senado de la Nación.

Con la personería nacional a resguardo, tenemos ahora planteada la tarea de reconquistar la legalidad en los distritos donde ella fue cancelada. La tarea está muy avanzada en las principales provincias del país. Pero los tiempos también se alargan por el fárrago burócratico que impone la propia «reforma». ¡A no bajar la guardia y redoblar la campaña de afiliaciones en todo el país!

En esta nota