22/08/2013 | 1282

“Extraordinario triunfo del Frente de Izquierda y del Partido Obrero en las primarias argentinas”

El domingo 11 de agosto, se realizaron las elecciones primarias en Argentina, las que tienen como objetivo elegir las fuerzas que podrán participar -si superan un determinado piso- en las elecciones parlamentarias de octubre.


El Frente de Izquierda y de los trabajadores (FIT) -del que somos parte a través del Partido Obrero (sección argentina de la CRCI), que se ha unido al Partido de los Trabajadores Socialistas (PTS) y a Izquierda Socialista (IS)- ha obtenido un resultado histórico y particularmente significativo. No sólo ha superado ampliamente el umbral mínimo en todas las provincias, sino que además ha duplicado los votos respecto a las elecciones primarias de 2011, ya que obtuvo casi un millón de votos (900,371 votos contra 500.000 del 2011) considerando la totalidad de las listas de las fuerzas del FIT (PO, PTS e IS), ya que en algunas regiones cada partido se ha presentado individualmente


Además de un histórico promedio nacional de alrededor del 4%, son extremadamente importantes los resultados obtenidos por el FIT y el PO en las más importantes zonas industriales del país: un 9,3% en la capital de Córdoba, un 7,86% del PO en la provincia de Santa Cruz (donde se encuentra gran parte de la industria petrolera) y, sobre todo, el 11,2% del PO en la provincia de Salta (con un pico del 17% en la capital provincial), sólo para citar algunos de los datos que dan testimonio del gran voto de clase obtenido por el FIT.


La importancia de esta elección se da en la combinación de dos factores: por un lado, la crisis política del gobierno de Cristina Kirchner y de su bloque social, producto de la crisis capitalista y de la política devaluacionista de la moneda, que tiene una terrible repercusión en el costo de vida y en las condiciones de las masas populares; y, sobre todo, el enorme crecimiento de la influencia sobre las masas -particularmente entre la clase obrera y la juventud del país- que tienen el PO y el Frente de Izquierda, los que –como lo demuestran los resultados electorales- resultan ser la principal fuerza de izquierda del movimiento obrero argentino. Es una fuerza de masas con un claro programa anticapitalista y revolucionario.


Este gran resultado no sólo importa para Argentina, sino también para los marxistas revolucionarios de todo el mundo: es la demostración –contra todos los tipos de oportunismo que van del reformismo “realista” al movimientismo contrario a todo tipo de organización leninista- de la posibilidad y de la necesidad, a través de la combinación de la situación objetiva y de una auténtica política revolucionaria, de conquistar un amplio apoyo de las masas por parte de una fuerza marxista auténticamente revolucionaria y trotkista. En este sentido, consideramos el resultado obtenido por el FIT en las elecciones como parte de la lucha cotidiana, cuya importancia es fundamental para la refundación de la Cuarta Internacional.

También te puede interesar:

El plan de recuperación de la Unión Europea en acción.
Se realizó un masivo acto en las proximidades del poder legislativo de la ciudad.
Amazon - Bélgica - Myanmar - India
Rechazamos las persecuciones y provocaciones de Alicia Kirchner contra la lucha de los enfermeros y el personal de salud en general.