03/09/2015 | 1379

Hasta siempre, «Pepa»


A los 94 años de edad, y con una inquebrantable lucha de casi 40 años, murió Josefa García de Noia, «La Pepa».


 


El 30 de abril de 1977, «Pepa» estuvo presente en la Plaza de Mayo, donde se reunió con otras 14 madres para reclamar por la aparición de sus hijos detenidos-desaparecidos. Allí nació lo que sería la Asociación Madres de Plaza de Mayo.


 


Desde la desaparición de su hija, Lourdes Noia, el 13 de octubre de 1976 en Constitución, salió a luchar incansablemente por su aparición con vida. Lourdes se encontraba embarazada y fue vista en la Escuela de Mecánica de la Armada. Al día de hoy, permanece desaparecida y su caso se está juzgando en el megajuicio que en este momento se encuentra en etapa de alegatos.


 


«Pepa» fue una incansable luchadora por la memoria, la verdad y la justicia. Luchó toda su vida, pero no pudo encontrarse con su nieta. No tuvo la suerte de las 117 abuelas que sí pudieron hacerlo. El régimen, que preservó el aparato represivo de la dictadura y mantiene ocultos los archivos, se lo negó. La justicia que reclamó durante casi cuarenta años llegó en cuentagotas, con juicios fragmentados y apenas unas decenas de condenados a cuenta del genocidio. Hoy, celebramos la aparición de la nieta 117, como lo haría «La Pepa», y lamentamos la pérdida de esta enorme Madre.


Esta lucha sigue hasta acabar con la impunidad de ayer y de hoy.


 


¡»Pepa» Noia, presente!


 

En esta nota