18/09/2015

Hay hombres que no pueden vivir a medias


Hay hombres que no pueden vivir a medias


Hay hombres que no pueden vivir a medias, hablar a medias, pensar a medias.


Que van a fondo, barriendo límites, normas, modales.


Porque tenía demasiado amor por la vida, las torturas de los milicos no pudieron con él.


Porque tenía las agallas en el mismo lugar que el corazón, no dejó nunca de luchar.


Porque valoraba la creación humana, no se permitía repeticiones fáciles y reflexiones sin filo.


Porque respetaba el respeto, no se andaba con falsas cortesías.


Porque era una joya del pasado y un faro en el presente, encandiló a la juventud.


Porque dedicó su vida a prepararlo, es parte del futuro.


Que el mundo se llene de vos, Pablo.


 


Tomas Eps. 

En esta nota

También te puede interesar:

Una nota de opinión de 1999
Nuestro homenaje en el quinto aniversario de su muerte.
Registro audiovisual del discurso de Pablo Rieznik en el acto convocado por el Partido Obrero en 1999.
Texto de Pablo Rieznik