27/04/2006 | 943

La «rosca» de Pascua


Hemos denunciado en artículos anteriores las permanentes “chicanas” con que la UCR pretende garantizar, no sólo ya su hegemonía sobre la Convención de El Bolsón (Río Negro), sino un control absoluto sobre la totalidad de los proyectos que eventualmente se presenten.


 


Su empecinamiento en que debería bastar la mayoría simple (ocho votos) para aprobar o desaprobar los distintos proyectos —mayoría que ya tienen—, contra la opinión de las demás bancadas de que son necesarios, al menos, los 2/3 de los votos, mantiene empantanada la Convención. El Partido Obrero ha salido resueltamente a romper esta impasse llevando sus proyectos al debate directo de la población. Esto ha generado una conmoción política y la rápida réplica gubernamental. En un acto discriminatorio y antidemocrático la bancada radical distribuyó varios proyectos entre los convencionales de las bancadas “opositoras”, a excepción de la bancada del PO, acompañándolos con una “nueva” propuesta: votar el reglamento interno “como está acordado hasta ahora”, dejando el punto en controversia “para más adelante”… y avanzar en el debate de los proyectos.


 


Dicho en criollo: aprovechemos la Pascua para “rosquear” y si logramos “consenso” previo podemos aceptar la propuesta de los 2/3.


 


En la sesión del pasado miércoles, nuestra convencional repudió la grosera maniobra proscriptiva y exigió que le fuera entregada la misma documentación que al resto de los convencionales, ninguno de los cuales, dicho sea de paso, acompañó nuestro repudio. Los argumentos con que la bancada gubernamental justificaba su discriminación los pinta de cuerpo entero: la convencional del PO habría actuado improcedentemente “al dar a conocer a la población su proyecto antes de presentarlo en la Convención”. Para estos demócratas, cuanto menos se entere la gente de lo que se cocina en la Convención, mejor.


 


Leticia se encargó de aclarar, expresamente, que no sólo difundiremos nuestros proyectos entre los trabajadores y la juventud de El Bolsón, los haremos votar en asambleas, etc., sino que también difundiremos públicamente las críticas y observaciones que nos merezcan los proyectos de los demás. “No nos limitaremos ni permitiremos que nos limiten al marco estrecho del debate en la Convención. Cuando el PO plantea una Convención pública y abierta al debate y control de la población, significa que va a dar todos los pasos necesarios para que esto se haga realidad”.


 


¡Adelante, Partido Obrero de El Bolsón!

También te puede interesar: