11/11/2020
ACTO PARTIDO OBRERO

Por una alternativa obrera frente al régimen oligárquico que gobierna Salta

Viernes 13 de noviembre a las 18:30h, todos al acto del Partido Obrero en Plaza 9 de Julio.

Con el gobernador Sáenz tenemos en Salta la continuidad del régimen oligárquico que gobierna desde hace 25 años con Romero y Urtubey. De un lado, los niveles de pobreza y desocupación se multiplican y, del otro, un puñado de terratenientes, mineras, banqueros y grandes empresas siguen acumulando beneficios de parte del poder político.

Ahora han consagrado el hipotecamiento del pueblo de Salta por las próximas generaciones negándose a investigar los grandes fraudes, como la deuda del fondo de “Reparación Histórica”, desvirtuando el histórico reclamo de las puebladas del norte de una reparación histórica sobre la base de un impuesto a las petroleras, no del endeudamiento en dólares a tasas usurarias.

Para el gobierno de Sáenz, y la totalidad del arco político de romeristas y del Frente de Todos, primero está el pago de esta deuda fraudulenta, aunque la consecuencia de esto es que los niños wichi siguen muriendo de hambre y la ciudad de Salta es la segunda en desocupación en el país.

Desde la bancada del Partido Obrero en la Legislatura salteña hemos planteado una ley de impuesto a las riquezas y grandes fortunas, que debería ser el punto de partida de un plan para que la crisis la paguen los capitalistas. Pero ningún partido, a excepción del PO, quiere tocarle un pelo a estos intereses, que son los que siempre han mandado en los gobiernos de Salta. Para muestra basta un botón; en estas últimas semanas Sáenz se ha reunido con las patronales del campo y con los directivos de la primera minera que extraerá oro en una mina a cielo abierto, por citar algunos ejemplos.

El manejo de la crisis sanitaria ha ido también en la dirección de beneficiar a los grupos empresarios, permitiendo una mayor apertura de actividades que provocó contagios masivos, cientos de muertes y el colapso total del sistema de salud. En nombre de garantizar la salud, el gobernador reforzó el aparato represivo dirigido por el milico negacionista Pulleiro, con el saldo de ocho personas que perdieron un ojo como consecuencia de la brutalidad policial.

En Salta, como en todo el país, las tomas de tierras para tener un lugar donde vivir se produjeron en todo el territorio provincial. La única respuesta del gobierno de Sáenz ha sido la represión. Casi 40 asentamientos han sido desalojados por la fuerza y ahora, con la complicidad de la Justicia, tienen de rehén a Yutiel Alderete, delegado del asentamiento de ampliación Parque La Vega, que aún sigue en pie.

Frente a la crisis habitacional explosiva, volvemos a plantear que el suelo urbano que está en la especulación debe ser declarado de utilidad pública para planificar el acceso a la tierra y la vivienda para las 70.000 familias sin techo, como lo hicimos y conquistamos en su momento con la expropiación de las 100 Hectáreas de Pereyra Rosas. Ni Sáenz, ni Fernández tienen una política para resolver el tema de la vivienda, porque están del lado de los especuladores, defendiéndolos incluso con la represión.

Frente a este régimen de hambre, miseria y desocupación, la clase obrera salteña se va abriendo paso, superando a las burocracias sindicales, como se expresa en la lucha de los docentes autoconvocados que ganan nuevamente la calle por sus reclamos. En las mineras, los trabajadores se levantaron para imponer los protocolos sanitarios que las empresas no aplican, llevando a que se produzcan contagios masivos. Los despedidos de la mina Lindero llevan más de cinco meses de acampe en defensa de sus puestos de trabajo. Las organizaciones de desocupados han ganado la calle, aún en medio de la cuarentena, para luchar por todos sus reclamos. Los estudiantes comienzan a dar los primeros pasos en la lucha contra el recorte al presupuesto de la universidad y los atropellos del gobierno a los estudiantes de institutos terciarios. Son algunos ejemplos de las reservas de lucha que están presentes.

El desafío es poder aglutinar todas las energías de lucha en un solo puño y con un programa de salida a la crisis en los términos de la clase obrera. Este es el sentido de la tribuna que levantaremos el próximo viernes 13 de noviembre en la Plaza 9 de Julio de Salta, con un gran acto del Partido Obrero, como los que realizaremos a lo largo y ancho del país.

En esta nota

También te puede interesar:

Reconoce a estos compañeros como los verdaderos representantes del partido en la provincia.
La Mesa de la Coordinadora Sindical Clasista envió su pronunciamiento.
Con el 42% de pobreza, la falta de respuesta obliga a tomar medidas de lucha más duras.
Una gran medida de fuerza que retoma la memoria del “Animanazo”.