12/07/2001 | 713

Saludos de Barraza y Raineri al XII Congreso del PO

Queridos compañeros:


Nuestro Congreso, nuestra más alta instancia de deliberación y de auténtica democracia obrera, será un punto de referencia en la historia partidaria. Esta afirmación se fundamenta en varios hechos. La crisis terminal del régimen por un lado y el ataque a nuestra organización por otro. La acción coordinada del Estado para reprimir, perseguir y encarcelar a los luchadores populares, muestra el pánico de los defensores del régimen. El pánico, porque hacen aguas por todos lados. Por donde se mire se confirma el fracaso de la política gubernamental. Y uno se pregunta, ¿por qué tanto salvajismo en Tartagal – Mosconi? Porque allí se da el punto más alto en el cuestionamiento de la política antiobrera, no sólo por lo reivindicativo, sino porque además se plantean puntos que lesionan los intereses de los pulpos, porque los piqueteros combinan el corte de ruta con el corte de los accesos a los yacimientos petrolíferos y gasíferos.


Pero hay un elemento importante: la organización de los desocupados, la unidad de éstos con los que tienen trabajo y el desarrollo de la Coordinadora Departamental de Trabajadores y Desocupados. Y ustedes saben, compañeros: si la protesta es anárquica, el gobierno puede maniobrar fácilmente y quebrar una lucha. Y en el Norte de Salta, en Mosconi, la lucha es organizada detrás de las reivindicaciones y tienen un alto contenido político.


Por ello atacan, por eso reprimen, por eso matan, por eso nos encierran. Compañeros, por eso nosotros LUCHAMOS Y VAMOS A SEGUIR LUCHANDO, porque somos más. No nos olvidamos de Alí, de Castells y de todos los luchadores.


Saludos revolucionarios.


Pepe Barraza


 


Compañeros:


Hace un mes Altamira salió al aire en un programa radial de Mosconi que conduzco. Allí Jorge mencionó que tras el saqueo a los supermercados en el ’89 fue detenido el Comité Central; con este ejemplo se anticipaba a ésta caza de brujas de la que hoy somos rehenes Carlos, Pepe y yo; pero hay más.


Luego de la quiebra de la convertibilidad turca me entero aquí en la cárcel que varias organizaciones políticas turcas fueron ilegalizadas y hasta legisladores expulsados de sus bancas.


¿Es casualidad? Sabemos que no; sabemos que el megacurro, el cierre de Aerolíneas y la devaluación picando ahí nomás colocan al Partido Obrero ante el hostigamiento de la burguesía y estamos en la mira, fundamentalmente porque, como dijo Altamira aquella vez, «no somos aventureros políticos»; esto sólo nos indica que vamos por el camino correcto.


Nuestro encarcelamiento debe servir para corregir tal o cual error, pero en lo fundamental no me cabe duda de que estamos llamados a jugar un papel principalísimo en el próximo período.


El Congreso (del PO) debería analizar, dentro de un criterio unitario, el papel de la izquierda que se oculta en las organizaciones de derechos humanos y diluye a sus organizaciones políticas; nada menos aquellas que durante años nos trataron de sectarios, electoralistas, etc.


Compañeros, independientemente de nuestra situación, ¡la lucha continúa adelante! ¡Viva el Congreso del Partido Obrero!


¡Viva el Partido Obrero!


Un abrazo solidario.


Cesar Raineri