Partido

28/2/2008

|
1027

Triunfazo: Se frenó el aumento del cospel

Todo estaba preparado para aumentar el cospel del transporte colectivo urbano de 1,20 a 1,60 pesos. La compra masiva de cospeles (a 1,20 pesos), llevó al intendente del juecismo, Giacomino, a tomar medidas para frenar la "especulación". Giacomino estaba tan seguro que ese día se fue a Buenos Aires a reunirse con Alberto Fernández. Pero… todo fracasó.
Una movilización de vecinos, organizaciones populares y partidos de izquierda llegó hasta las puertas del Concejo Deliberante. Allí se permitió la entrada de una delegación de 40 personas. Mientras la delegación entraba, la policía de Schiaretti, pedida por Giacomino y el "progresista" Carlos Vicente (titular del Concejo) cargaba contra los manifestantes con balas de goma; hubo más de 12 heridos y dos compañeros detenidos.
La delegación hizo escuchar en el recinto la denuncia de la represión; afuera los manifestantes se reagrupaban y volvían a marchar sobre el Concejo.
La sesión no comenzaba y una verdadera asamblea se desarrollaba dentro del recinto, donde reclamamos el cese de la represión, que se retirara a la policía del Concejo, que se liberara a los presos y que Vicente diera la cara. Vicente estaba tan seguro que el tarifazo salía que se quedó en el palacio municipal reemplazando a Giacomino. No había por qué preocuparse: el oficialismo tenía la mayoría (que le otorga la cláusula de gobernabilidad) y los 16 votos necesarios para aprobar el aumento.
La oposición (el radicalismo, el delasotismo, la bancada de Riutort) había adelantado su rechazo; sus votos no eran necesarios y podían hacer demagogia. En la provincia habían metido un aumento del 25 por ciento del transporte interurbano (sin que los intendentes radicales del interior abrieran la boca) y el de la luz sin que hubiera sobresaltos mayores (aunque hubo acciones de vecinos en Unquillo, Alta Gracia, con algunas medidas de fuerza).
Luego de varias interrupciones comenzó la votación nominal. Allí los militantes populares cooptados por Juez (Arias de la Luciérnaga, Juárez de Barrios de Pie) hicieron gala de su sometimiento y votaron a favor; hasta que le llegó el turno a la oficialista Teresa Saravia (luchadora indigenista) quien votó en contra y hundió el proyecto.

Crisis política
El rechazo del tarifazo fue un masazo al gobierno de Giacomino a sólo dos meses de haber asumido. El fracaso lo obligó a recostarse aun más sobre el kirchnerismo y afianzar sus buenas relaciones con Schiaretti. El juecismo así, va deshilachándose.

Vuelve a la carga
Giacomino prometió volver a la carga con el aumento en tres o cuatro meses, previa elaboración de un nuevo marco regulatorio y algún maquillaje del servicio. Mientras, decidió meter mano en algunas partidas presupuestarias para subsidiar a los empresarios; con ese mismo fin fue a buscar recursos a Buenos Aires.
Las organizaciones que impulsaron la marcha han decidido continuar su acción. Ya han salido en una conferencia de prensa y con una declaración rechazando la utilización de partidas presupuestarias para subsidiar a las empresas, exigiendo la apertura de los libros de las empresas y la investigación de la fortuna personal de los empresarios del transporte.

Eduardo Salas

En esta nota