24/06/2005 | 905

Veinte mil pesos para la lucha de Parmalat

XV Congreso del Partido Obrero

Con el desconocimiento por parte del vaciador Taselli de los acuerdos establecidos luego del gran corte del Parque Industrial Pilar, está en marcha una nueva contraofensiva patronal contra la heroica lucha de los trabajadores de Parmalat, que llevan siete meses resistiendo el vaciamiento de la empresa.


Luego de aceptar la reubicación ordenada de trabajadores, manteniendo salarios, convenio y condiciones de trabajo, más la permanencia de un sector en planta Carapachay con preservación de los delegados, Taselli echa en saco roto lo firmado. Han enviado telegramas a los compañeros para que se presenten individualmente para apretarlos para el arreglo personal.


Una nueva vuelta de tuerca en la larga ofensiva patronal, para hacer pagar a los trabajadores el costo de la quiebra del pulpo italiano. Si esta ofensiva pasa, Taselli consumará su intención de cerrar las plantas, echar a los obreros y reducir la empresa a una procesadora de leche en polvo.


Se inicia una nueva etapa. Los delegados, los activistas, están dispuestos a reanudar las medidas de acción. Pero hay una necesidad fundamental: el sostenimiento económico de los huelguistas, para impedir que Taselli los sitie por el hambre.


Se necesita un fondo de huelga de 20.000 pesos para sostener a los compañeros en su lucha. Un fondo de huelga que apele a todas las organizaciones del movimiento obrero, de la juventud y de las barriadas, a lo largo y ancho del país, con la finalidad de apuntalar la victoria de los trabajadores de Parmalat, contra el vaciamiento y cierre de las plantas y su tendal de centenares de nuevos desocupados.


El Partido Obrero compromete su militancia en esta empresa, organizando una colecta de alcance internacional.

También te puede interesar:

La contracara es la bonanza de las patronales lácteas
Polifuncionalidad, liquidación de horas extras y presentismo
Estimulada por los ataques de Macri y los gobernadores a los trabajadores lácteos, la empresa descontó días de paro y amenazó a los obreros.
Con la excusa de "salvar" a Sancor, acepta 1500 despidos en la cooperativa