fbnoscript
12 de mayo de 2005 | #899

Municipales de Marcos Paz

Histórica huelga general

Por aumento de salarios
Los trabajadores municipales han iniciado un paro general desde el 2 de mayo por aumento de salario. Día a día nuevos compañeros se suman a la medida de fuerza a pesar de las presiones del gobierno.
 
La lucha estalla frente al incumplimiento del pago de un incremento de 80 pesos no bonificables.
 
Los 308 pesos de básico grafican el cuadro desesperante que atraviesan los municipales. El Ejecutivo y el Legislativo condicionaron un aumento a la aprobación del presupuesto municipal 2005, que está empantanado, al igual que en la provincia de Buenos Aires.
 
Los municipales de Marcos Paz han dicho basta, y hasta el miércoles 11 de mayo se mantiene el paro, cuando está planteada una entrevista con el intendente Curuchet y la secretaria de Hacienda.
 
Hay una enorme presión del gobierno municipal: los destajistas fueron forzados a realizar las tareas de los efectivos, una patota se instaló en el triángulo municipal, se hacen reuniones con funcionarios de segundo o tercer rango para levantar la medida de fuerza. Estas maniobras son superadas por los trabajadores en asamblea. Los destajistas se incorporaron a la lucha; se denunció a los matones de Curuchet-Masprone, y se llama a la población a pronunciarse.
 
El miércoles 4 se realizó una manifestación con piquete frente al Palacio municipal. Hubo cerca de 100 municipales junto a compañeros del Polo Obrero.
 
El viernes 6 se resolvió convocar a una sesión extraordinaria de Concejo Deliberante. El Partido Obrero de Marcos Paz y el Polo estuvimos presentes con un volante. Advertimos la maniobra del PJ (“oposición” al gobierno) y denunciamos a la seudo oposición responsable del ajuste del 13% que sufrieron los municipales en el 2001. Los concejales, de manera unánime (PJ, UCR y Frente Grande), resolvieron apoyar el pedido de los trabajadores municipales: 112 pesos bonificables (los cobraban en negro) y $150 de aumento al básico; pasa a planta permanente de los contratados y destajistas.
 
El pueblo de Marcos Paz gira sobre el conflicto municipal. Un viejo municipal decía que el último paro lo habían hecho hace 23 años. ¡Impresionante! Es evidente que algo pasa en el movimiento obrero.
 
El Partido Obrero apoya incondicionalmente esta lucha. Como lo hemos hecho con TDO el 26 de abril y como acompañamos el mismo 2 de mayo a los trabajadores de la avícola Jorju.
 
Por los 150 pesos de aumento al básico y 112 pesos bonificables.
 
Por el pase a planta permanente de los contratados y destajistas.
 
Fuera la patota de Curuchet-Masprone.
 
Por la unidad de todos los trabajadores.
 

En esta nota:

Compartir

Comentarios