19/11/2021
elecciones 2021

14N: ¿qué pasó en Mendoza?

Balance electoral.

Cierre de campaña en Plaza Independencia

Cambia Mendoza, la variante local de “Juntos”, se alzó con un holgado triunfo. Consumada las Paso le bastó “hacer la plancha” y esperar que la debacle del gobierno nacional y sus candidatos locales hicieran el resto para sumar algunos puntos más. De esta forma, Cambia Mendoza consiguió el triunfo en departamentos gobernados por el peronismo. Es el caso del estratégico departamento de Maipú, donde se establecería una dualidad de poder al conquistar la mayoría en el concejo deliberante, situación que plantea objetivamente la posibilidad de quedarse con la presidencia del cuerpo legislativo que es la línea sucesoria directa del intendente.

Con estos resultados radicales y aliados se garantizan amplia mayoría en la legislatura, arañando los dos tercios en ambas cámaras y se profundiza el dominio que ya tenían sobre los tres poderes del Estado.

El Frente de Todos ha dejado expuestas sus diferencias al punto que la presidenta del PJ, Anabel Fernández Sagasti, declaró que pretende “ser una más en 2023”. Las operaciones puertas adentro se intensificaron al calor de los desplazamientos nacionales. La política colaboracionista que ha llevado el PJ mendocino ha desautorizado fuertemente a sus dirigentes para ejercer el rol de una oposición confrontativa con el oficialismo provincial.

El mapa continuó con el Partido Verde (9%) en la tercera posición. Este se centró en el reclamo de la suspensión de la costosa RTO (revisión técnica obligatoria), con lo cual logró crecer algunos puntos que le garantizaron un diputado por la primera sección electoral. La izquierda (4,96%) quedó estancada, apenas por debajo del registro electoral de las elecciones Paso. Poco más abajo, quedaron tres variantes centroderechistas que se reparten poco más del 10% de los votos.

Conclusiones

El dominio que ha conquistado Rodolfo Suárez es un arma de doble filo, pues va a acelerar el reclamo del gran capital para avanzar en reformas estructurales como la ley privatista de educación, la flexibilización y polifuncionalidad del trabajo; también volver sobre la habilitación de la megaminería.

Estas iniciativas fracasaron como resultado de enormes respuestas populares, en el comienzo de su gobierno, y ahora deberá intentarlo con un clima social mucho más volátil como consecuencia del avance acelerado de la pobreza y miseria.

En este aspecto el reforzamiento del aparato represivo, para hacer pasar a “sangre y fuego” las medidas antipopulares, encuentra un fuerte límite en el proceso de disgregación que sufre la policía. Este proceso está caracterizado por la ligazón con las bandas delictivas de la provincia y la ausencia de un mando centralizado en una fuerza verticalista como la policía. Esta situación es evidente e incluso ha significado el desplazamiento de comisarios e involucra a jueces federales.

Rodolfo Suárez va a tentar una nueva ofensiva contra el pueblo trabajador, del otro lado encontrará a las fuerzas que rechazaron la megaminería, la privatización de la educación y desafiaron el poder de los patrones bodegueros. El Frente de Todos como fuerza de contención está mostrando grietas por todos lados, pero por sobre todo no es de descartar que se formalicen las divisiones que hoy se disimulan bajo el manto de la unidad.

¡Más que nunca, vamos con el FIT-U!

El balance lejos está de pretender un “nuevo comienzo” o “arrancar de 0”. Por el contrario, el 5% conquistado es un piso importante desde donde prepararnos para la etapa que se abre. El proceso de transición que se ha abierto en los barrios al calor de reclamos básicos ha pegado un salto con la campaña del FIT-U. Son cada vez más los compañeros que convencidos que levantan el puño cerrado como símbolo contrapuesto a los dedos en V. Este proceso también se desarrolla en la base de los sindicados de forma más subterránea.

No se trata de una tesis sociológica, se trata del incansable trabajo de explicar, explicar y explicar la necesidad de una estructuración política propia de la clase obrera como respuesta al descalabro y decadencia capitalista.

Tenemos por delante la preparación de grandes luchas políticas y económicas, enfrentarlas como un puño es el menor de los aportes que podemos hacerle al pueblo trabajador de Mendoza.

 

También te puede interesar:

Una importante reunión de organizaciones acordó las consignas para el 11 de diciembre.
A 5 años del inicio de la causa, familiares de Víctimas del Provolo se concentraron en el Poder Judicial.
Organicemos el rechazo y una salida que defienda los intereses populares.