fbnoscript
14 de julio de 2005 | #908

La reactivación económica par ricachones: San Lorenzo, Santa Fe: Paradigma argentino

El nuevo ciclo de enriquecimiento de la clase explotadora que opera en Argentina fue precedido por el rescate económico del Estado a los bancos y grupos quebrados. Con la devaluación el Gobierno hizo caer un 30% en dólares el precio de la mano de obra. Aprovechando estas y otras enormes ventajas competitivas, las patronales más concentradas disfrutan del boom exportador.

La provincia de Santa Fe fue colocada como región/eje exportador por sus características económicas (ganadera, cerealera, aceitera, alimentaria, etc.) y geográficas (puertos), y es aprovechada como la principal plataforma exportadora argentina por pulpos nacionales y multinacionales: Cargill, Bunge/Perez Companc, Aceitera General Deheza, Repsol, Petrobras, Faca, Minera Alumbrera, etc. y los operadores internacionales dentro del sistema de puertos privados.

La infraestructura para que se enriquezcan

La infraestructura no la pagan los exportadores privados sino que la garantiza el Estado: donando hectáreas de tierras fiscales para ampliación de puertos, creando fondos fiduciarios con porcentaje mayoritario del Estado, brindando excepciones impositivas, créditos blandos, creando instituciones estatales que garanticen créditos, colocando empresas públicas a disposición de las obras necesarias, entre otras cosas, para que los capitalistas no arriesguen sus dineros.

La ciudad de San Lorenzo, primera en enajenación de riquezas

Según la Auditoría General de la Nación, el Puerto de San Lorenzo ha pasado a ser, debido al mayor volumen de negocios, el primer puerto exportador de Argentina, por: 1. Modificaciones operativas de puertos privados. 2. Costos reducidos de la hidrovía Paraná. 3. Avances tecnológicos que permiten cargas a granel ininterrumpidas.

Aduanas y evasión: otra caja negra

Las millonarias transacciones que se registran, imponen una “especial relación” y una “temática diferencial entre los operadores y las aduanas”; la Aduana de San Lorenzo ha pasado a ser la que más recauda, quitándole el primer lugar a Puerto Nuevo, de Buenos Aires. Pero ese proceso fue lento. Ya en 2000 por SL pasaba un volumen de mercancías superior a PN, sin que por eso se registraran variantes en el pago al fisco. En 2002 SL recaudó 257 millones y PN 482 millones. Pero en 2003 SL blanqueó y pasó los 1.000 millones mientras PN declaró solo 208 millones.

Todo el proceso reposa en la política de riesgo cero para la patronal, combinándose con un clásico de las naciones oprimidas: “los grandes evasores impositivos”.

Las siderales ganancias para los capitalistas son posibles sobre la superexplotación, el hambre y la miseria de la clase obrera, con trabajo en negro, mal pago, sin obra social, sin aportes de ninguna índole y jornadas extenuantes.

La desocupación ha vuelto a disparase. En Parque Juan de Garay (Santa Fe capital) se reúnen los fines de semana cientos de trabajadores y desocupados para vender o intercambiar su ropa usada, a los efectos de juntar monedas para el día.

76 mil (67,5%) pibes menores de 14 años, hijos de la clase obrera, son pobres en Santa Fe. 1 de cada 5 de esos niños no consume los alimentos básicos para su nutrición.

Alternativa Obrera de Izquierda y Socialista.

En esta nota:

Compartir

Comentarios