fbnoscript
29 de julio de 2005 | #910

Convoca el Partido Obrero de Mendoza

Una asamblea popular de la izquierda y los luchadores
Por Corresponsal
Asamblea Popular por un Frente de Izquierda - Partido Obrero Mendoza

Mientras los distintos sectores patronales hacen negocios extraordinarios, las masas explotadas del país y la provincia siguen sin resolver sus necesidades más básicas. Los salarios han perdido el 30% de su poder adquisitivo en los últimos tres años y medio, sigue la indigencia en decenas de miles de hogares, la brutal explotación en las empresas y en el campo, y el deterioro de la salud y educación popular. La situación en las barriadas, golpeadas por la desocupación y la caída de miles de planes sociales, se torna insoportable frente al aumento de precios y tarifas.

Tanto Kirchner a nivel nacional como Cobos en la provincia, están reestructurando la autoridad del Estado sobre las viejas bases capitalistas. El endeudamiento público para seguir pagando la deuda externa prepara las condiciones de una nueva bancarrota. Pero tanto el justicialista como el radical enfrentan grandes problemas para sus propósitos: la imparable crisis capitalista mundial, la descomposición de sus partidos y un ascenso de las luchas populares.

En este cuadro de crisis e inestabilidad, la burguesía apuesta a controlar la rebelión popular a través de la cooptación de las burocracias sindicales de la CGT y CTA, y del movimiento piquetero (FTV-Barrios de Pie). En el campo de la izquierda se está desarrollando una tendencia a la integración con los partidos patronales y a una completa asimilación al capitalismo.

El “Encuentro de Rosario” y su propuesta de “frente amplio de izquierda democrática”, con el intendente “socialista” Binner a la cabeza, junto a radicales y frepasistas, es la expresión más evidente, pero no la única, de esta tendencia.

Es la misma estrategia de Lula y el PT brasileño, de Tabaré Vázquez y el Frente Amplio Uruguayo, o de Lagos y el Partido Socialista de Chile. También es el mismo proyecto de Evo Morales y el MAS de Bolivia. El imperialismo ha desarrollado una línea de colaboración con estos gobiernos y estas políticas, e incluso un apoyo directo.

El Partido Obrero llama a todos los partidos de izquierda, sin excepción; a los sindicatos independientes como Judiciales, Sitea, Televisión, Fadiunc, Gráficos; a los delegados y activistas antipatronales y antiburocráticos de los distintos sindicatos, a la lista Marrón-Verde del Sute; a las organizaciones piqueteras como la CCC, Frente de Trabajadores Combativos y Teresa Vive; a los centros y agrupaciones estudiantiles que luchan contra la actual política educativa, a enfrentar las tentativas de poner a la izquierda y los luchadores detrás de proyectos políticos patronales.

Por esto, proponemos que convoquemos en común a una Asamblea Popular para discutir la política de la izquierda y los luchadores hacia las elecciones de octubre, con el objetivo de constituir un Frente de toda la izquierda, sin sectarismos, para polarizar contra los Cobos y los Kirchner.

Es necesario dar a las luchas un horizonte político, el horizonte de un gobierno de los trabajadores que eche a los capitalistas y sus partidos del poder.

En esta nota:

Compartir

Comentarios