fbnoscript
29 de julio de 2005 | #910

Carta abierta a los luchadores y la izquierda de la zona oeste de la Provincia de Buenos Aires (y de todo el país)

Sábado 30 de julio, 10 horas. Nos concentramos en la Universidad Nacional de Lujan (Salón Auditorio)

Los que firmamos esta carta hemos dado un paso que creemos que trasciende los límites de los distritos en los que se desarrolla nuestra actividad (General Rodríguez, Luján y otros rincones de la Zona Oeste de la provincia de Buenos Aires). Proviniendo de distintas experiencias en el seno de la izquierda y el movimiento de lucha nos empeñamos en la construcción de un frente genuino de la izquierda que albergara a IU, al PO y a luchadores de la Universidad, del sindicato docente, SUTEBA, del sindicato de trabajadores de la industria láctea, ATILRA, en ese infierno laboral que es La Serenísima, y muchos otros.

Como base programática para la proclamación del Frente de Izquierda abierto a todos los movimientos combativos, propusimos las reivindicaciones que han caracterizado a la izquierda y a los luchadores en los últimos treinta años. Desde el no pago de la deuda y la ruptura con el FMI hasta el salario mínimo igual al costo de la canasta familiar, la realización de un plan de obras públicas bajo control obrero para acabar con la desocupación y la estatización bajo control obrero de las empresas privatizadas, pasando por la disolución de los aparatos represivos, el juicio y castigo a todos los culpables pasados y presentes, la defensa incondicional de Cuba, los derechos democráticos tales como el derecho al aborto y la asistencia médica pública y gratuita, y la educación laica única (fin de la educación privada y confesional) y gratuita.

Planteamos, como la idea central, que la decisión de construir un Frente de Izquierda debía ser el marco para pasar a discutir un programa más acabado y el método de selección y el carácter de las candidaturas en nuestros propios distritos y como ejemplo para el resto. Nos empeñamos en la proclamación de la voluntad política por construir este frente hasta la concreción de todos los acuerdos necesarios. A tirar la llave y sólo salir con todos los acuerdos alcanzados.

La respuesta de las direcciones de los partidos que integran —o, a esta altura, integraban IU— fue rechazar el planteo de un Frente de Izquierda oponiéndole un Frente Amplio o de otra denominación pero cuyo contenido era la disolución del programa de la izquierda y una pelea feroz por las candidaturas. La izquierda “unida” protagonizó de este modo una involución política hacia las posiciones del centroizquierda, lo que parecería encajar en el escenario político que promueve el gobierno, según el cual corresponde “renovar” la política en base a dos coaliciones, una de centroderecha y otra de centroizquierda. El ex intendente Binner, miembro eminente del Encuentro de Rosario y candidato de la nueva alianza formada en Santa Fe entre la UCR y el PS ha declarado días atrás que Kirchner es el “capitán del barco” en el que él se encuentra, lo que ayuda a clarificar el nuestro.

No queremos estar en el “barco” del privatista, agente de la “patria sojera” e ideólogo de la municipalización Hermes Binner. Nuestro “barco” se llama Frente genuino de la Izquierda y por el socialismo.

Las direcciones de los partidos que constituyen IU están buscando desesperadamente un pacto con el Partido Socialista de la provincia de Buenos Aires, luego de haberlo anudado con Alicia Castro y Mario Cafiero, identificada una con la burocracia sindical moyanista, la devaluación y la entrega de Aerolíneas, y el otro con el clericalismo “nacional”.

El debate sobre la “amplitud” del frente de izquierda ha sido zanjado. Con estos personajes no hay lucha por la anulación de la deuda externa, ni por la estatización y el control obrero de Aerolíneas y las empresas privatizadas, ni por el derecho al aborto (hay una cierta coherencia en esto, puesto que Tabaré Vázquez acaba de vetar una ley de derecho al aborto en Uruguay).

No estamos en presencia de la ampliación de la izquierda, sino de su autoliquidación.

Si prospera el punto de vista expresado por los compañeros de IU las hipotéticas voces de la “izquierda” en el parlamento, no serían anticlericales, ni laicas, ni antiimperialistas, ni antiburocráticas ni (por lo tanto) democráticas, ni (mucho menos) socialistas.

Dicho todo esto, la izquierda y los luchadores tienen la palabra. Para desenvolver la lucha por un frente de izquierda hemos convocado a la Asamblea Popular en la Universidad de Luján. La izquierda aún puede elegir. Las propuestas de frente en términos extraños a la izquierda ya han fracasado en Argentina —y no pocas veces. El Frente del Sur, en 1991/2, sirvió de puente al Frepaso y a la Alianza. ¿es necesario abundar?

Firman:

Miembros de comision directiva y Trabajadores de Pirelli (Sutna); Carlos Pacheco, delegados y trabajadores de ex TDO; Fernando Díaz y trabajadores de La Serenísima; Pablo Oviedo, dirigente estatal General Rodríguez; Fernando Medina, dirigente docente y del Partido Obrero; Aurelia Velázquez, congresal y directiva; Andrea Ponce, directiva; Cesar Dino, Osvaldo Novillo, delegados, Suteba General Rodríguez; Rodrigo Amoroso, delegado Suteba Moreno; Jose María Escobar, congresal y delegado Suteba Merlo; Gustavo Guida, delegado Suteba Merlo; Delegados y docentes de Mercedes, Rodríguez, Moreno, Merlo y Luján; Trabajadores de la salud: Hospital de Moreno, de Rodríguez y de Lujan; Agrupación Nueva Opción en la UNLU; Marcelo Soria, FUBA - Merlo; Grupo de Jubilados Independientes de Luján; UJS, Polo Obrero, Partido Obrero, zona oeste.

Compartir

Comentarios