fbnoscript
29 de julio de 2005 | #910

Para acabar con la patota de Othacehé

Comités de apoyo y recursos

La población de Merlo está harta de los negociados, matonajes y hundimiento a los que ha sometido al distrito el fascistoide Othacehé.

Si alguien tenía la ilusión de que el kirchnerismo podía enfrentarlo, se disipó con la unidad de Cristina K y Othacehé.

No es casual que se acerquen al Partido Obrero los sectores combativos del Sindicato del Neumático, que luchan por acabar con los turnos de 12 horas, con el trabajo precario y por abrir un cuarto turno en la Pirelli. O que lo hagan militantes opositores. Lo hacen porque ven en la candidatura de Carlos Pacheco, dirigente de la lucha de TDO (hoy Ecotrans), la posibilidad de una oposición inclaudicable y de fuerza.

Se acercan los comerciantes, acosados por la Intendencia con pedidos sistemáticos de coimas bajo “apercibimiento” de clausura.

También los docentes, jóvenes y padres que luchan por la defensa de la escuela pública y por el aumento de los sueldos a los docentes. En forma especial lo hacen los estudiantes del CUM de Merlo, también hartos del dominio punteril en esa sede universitaria.

El Partido Obrero aparece en Merlo como una verdadera oposición. Los pocos concejales que no son del PJ se han amoldado vergonzantemente a las presiones del intendente, votándole todas las ordenanzas y resoluciones. Han dado la espalda a todas las movilizaciones populares.

En esta nota:

Compartir

Comentarios