11/07/2002 | 762

18 de julio: Acto en la Plaza de Mayo

Ante la farsa del juicio y para "que se vayan todos"

Participacionismo


Ocurre que Laura Ginsberg fue separada de Memoria Activa por denunciar la integración de uno de sus miembros, Alberto Zuppi, como secretario de Estado del gobierno de Rodríguez Saá.


Laura Ginsberg planteó entonces que «con la incorporación del Dr. Zuppi al Estado argentino se acaba de cerrar una etapa para Memoria Activa y para los querellantes, agrupados o no en esta organización. Me pregunto: ¿En qué quedó el slogan ‘Basta de impunidad en la causa Amia’, ahora que nuestro representante es quien tendrá que defender al Estado Nacional frente a nuestras acusaciones?».


A partir de aquí, un conjunto de familiares y activistas han decidido fundar la Agrupación por el Esclarecimiento de la Masacre Impune de la Amia (Apemia). Y han salido a denunciar la farsa del juicio que desde setiembre pasado vinieron llevando los gobiernos de De la Rúa, Rodríguez Saá y Duhalde: «Estamos en condiciones de afirmar que la investigación del crimen de la Amia todavía no empezó», dice la declaración de constitución de este agrupamiento. Denuncian asimismo que el Estado ha perfeccionado el aparato represivo: «Han sancionado la Ley del Arrepentido, han elaborado un decreto para preservar la identidad reservada de los imputados, han elaborado otro decreto para proteger a los espías extranjeros, han negociado el testimonio del principal acusado… Carlos Alberto Telleldín, y se ocultan detrás de los inconstitucionales secretos de Estado para justificar el genocidio de la Amia». Apemia denuncia abiertamente «la parodia del juicio», incriminando directamente a Duhalde. «Los familiares y amigos de las víctimas que firmamos este documento no nos engañamos con este llamado juicio oral. Sabemos que con ello se pretende poner un punto final a aquello que aún no comenzó: cualquier tarea seria de investigación para esclarecer el crimen de la Amia», reiterando que «los esfuerzos realizados por los tres poderes para ocultar su propia participación en la comisión y posterior encubrimiento del crimen demuestran que el Estado Argentino es la conexión local del atentado a la Amia». El documento denuncia que «el Poder Judicial…, el Poder Legislativo a través de la Comisión Bicameral» que sostiene a este Poder Judicial y «el Poder Ejecutivo… han intervenido para evitar poner al Estado argentino en el banquillo de los acusados».


Acto independiente el 18 de julio


El documento de Apemia concluye en la necesidad de «integrar nuestra lucha por el esclarecimiento de las masacres de la Amia y de la Embajada de Israel a la lucha de las asambleas barriales, de los estudiantes, de los desocupados, de los trabajadores, de las Madres, las Abuelas, los Familiares, los Hijos y demás organismos de derechos humanos, de los jubilados, los piqueteros y a la lucha de todos aquellos que reclaman, cacerola en mano, ‘que se vayan todos’».


«Para ‘que se vayan todos de la investigación y del juicio’ y para ‘que se vayan todos presos’», Apemia convoca a un acto independiente el próximo 18 de julio, a las 18 horas, en Plaza de Mayo.


La alianza de todos los luchadores con los piqueteros, la clase obrera en lucha y las asambleas populares será un motor para un nuevo y definitivo «Argentinazo».

También te puede interesar:

Una resolución del Banco Central reavivó los paralelismos con diciembre de 2001.
La gente intercambia productos a cambio de comida, una muestra devastadora del derrumbe social.
El comienzo de la crisis terminal de la centroizquierda argentina. Escribe Néstor Pitrola.
Editorial. Escribe Néstor Pitrola.
El responsable del crimen había sido preseleccionado para el puesto en Arroyo Seco, Santa Fe
En Arroyo Seco, Santa Fe. Amplio repudio de organismos de Derechos Humanos.