fbnoscript
29 de julio de 2005 | #910

Santa Fe: Dos bebas murieron por desnutrición

¡¡¡Qué se vayan!!!

En la provincia que exporta alimentos para el mundo, han muerto dos bebas hermanas de 19 y 4 meses, por desnutrición.

El director del hospital de Venado Tuerto, Carlos Trongé, declara que “faltó contención familiar”.

Estas familias padecen falta de trabajo, sus hijos sólo comen en las escuelas.

Estas familias tuvieron que soportar las inundaciones, y ver cómo el barro y el agua se llevaban lo que les había costado una vida construir. Reutemann, Obeid y Binner hablaron de subsidios, que fueron pocos y llegaron tarde y mal.

Son las familias que vieron cómo eran rematados sus pequeños campos y sus viviendas únicas.

Las que debieron mudarse una y otra vez, con sus pequeños hijos.

Son las que han padecido el gatillo fácil; las que tienen familiares presos en Coronda y sufrieron la masacre.

La “contención familiar” que les falta a los explotados les sobra a los sojeros y al FMI. No dicen que crece la desnutrición en Venado Tuerto, en la Capital y en Rosario. Crece en la misma medida que las ganancias de los capitalistas.

Los gobiernos quieren ahora consensuar una Ley de Seguridad Alimentaria, pero para eximir de impuestos a los grupos agroexportadores que provean a una canasta de alimentos.

Nosotros, desde las escuelas, y desde los barrios, los denunciamos.

La necesidad de construir una alternativa política independiente de estos asesinos es urgente.

Una alternativa política, que no sólo los denuncie. Tampoco alcanza con dar batalla por los comedores escolares, como lo hemos hecho, por la permanencia de los chicos en la escuela, por su derecho al alimento y a no sufrir frío.

Nosotros tenemos que construir una alternativa que saque del poder a los que lo han usado para dejar que las empresas agroexportadoras entren y salgan sin dejar un peso.

Una alternativa política construida por todas las familias a las que el único lugar que les ha sido otorgado es el de la exclusión.

Una alternativa que luche por trabajo y salario, que afecte los intereses de las agroexportadoras, para proteger a la niñez.

En esta nota:

Compartir

Comentarios