fbnoscript
29 de julio de 2005 | #910

Un candidato de Binner se opone a la derogación de las leyes de impunidad

Se llama Pablo Zancada, es de Reconquista. “Jamás voy a apoyar la ley del aborto” y “es muy grave que anulemos leyes como las de obediencia debida y punto final”. Son frases que pasarían inadvertidas si proviniesen del obispo Antonio Baseotto o de algún militar retirado. Pero no pueden dejar de llamar la atención cuando son expresadas por un candidato a diputado nacional para las próximas elecciones de octubre, y sobre todo si éste pertenece a la lista que representará al Frente Progresista Cívico y Social. El autor de tales definiciones se llama Pablo Zancada y ocupa el quinto lugar en la nómina de candidatos que encabeza el ex intendente Hermes Binner, justo detrás de los dos representantes del radicalismo, que ya se encargaron de sumar su propio problema a la nómina después de haber sido consagrados en medio de denuncias de sobornos. Ahora es el que ocupa el quinto lugar quien seguramente originará algún dolor de cabeza a las huestes socialistas, máxime si se tiene en cuenta que en una buena elección puede entrar al Congreso de la mano de Binner.

Zancada es un comerciante de Reconquista y uno de los máximos referentes civiles de la Comisión de Justicia y Paz del Obispado, el mismo grupo al que pertenece el secretario de Trabajo de la provincia, Alberto Gianneschi. El candidato nominado por Binner pertenece, además, al ala más tradicional de la Iglesia Católica de esa ciudad. “Yo fui elegido por Binner y por algunos dirigentes del radicalismo, pero no tengo que congeniar ni saber la historia del socialismo”, aclara Zancada. “Yo vengo de una extracción de dirigentes de base, de dirigentes de la Iglesia, que siempre trabajó por la gente”, agrega tras rescatar los dichos del obispo de Reconquista en la homilía del último 9 de Julio. Zancada también opina de política nacional. “Es muy grave que anulemos leyes como las de obediencia debida y punto final. Si queremos ser serios para afuera, no se pueden anular leyes dictadas por el Congreso”, afirma. Pero lo que manifiesta con más énfasis es no estar de acuerdo con la ley de despenalización del aborto. “En esta campaña, respecto a la vida, hay derechos humanos que son los derechos del niño, y a eso lo voy a defender siempre. Binner sabe perfectamente que no estoy para nada de acuerdo con la ley del aborto”, aclara Zancada. “¿Aun sabiendo que el socialismo piensa lo contrario?”, le repreguntaron, a lo que contestó: “Por más que piense de otra manera, Binner me dio total libertad y no voy a cambiar en esta campaña y en este compromiso que asumo. Yo sé que esto va a traer algunos inconvenientes, sé que a algunos les va a doler mi candidatura, lamentablemente. Pero jamás voy a apoyar la ley del aborto”. El candidato del Frente Cívico también opinó que la distribución de los ingresos que hace el gobierno nacional “está mal” y consideró que “hay que rever los fondos y no dirigirlos al Fondo Monetario Internacional. Hay que mirar un poco más a la gente”, sentenció.

En esta nota:

Compartir

Comentarios