30/04/1998 | 583

1ero de Mayo: echar a Bussi y al bussismo

La Coordinadora Autoconvocada de partidos combativos, organizaciones y luchadores sindicales, estudiantiles, de los derechos humanos y personalidades del arte y la cultura, decidió convocar a un acto unitario y de lucha en la Plaza Independencia el próximo 30 de abril para conmemorar el día internacional de los trabajadores.


La Coordinadora se formó como resultado de la confluencia de la Multisectorial contra la Impunidad (un frente de lucha integrado por los partidos de izquierda, organismos de derechos humanos, centros de estudiantes y luchadores sindicales, que fue convocante de las movilizaciones que se han realizado para echar a Bussi) y Pueblo Unido.


Junto a la consigna central de continuar la lucha para echarlo a Bussi, se denuncia «el pacto político del bussismo y la oposición (el PJ y la Alianza) destinado a imponer una salida política antidemocrática en favor de los intereses del Banco Mundial y los oligarcas». Desde que Topa asumió se ha establecido de hecho un gobierno de coalición que se materializa en la Legislatura, donde las bancadas del PJ y la UCR vienen votando junto a bussistas y ultrabussistas un conjunto de medidas dirigidas a garantizar la gobernabilidad del vicegobernador bussista. La Gaceta destaca «la aprobación en el recinto de leyes de auxilio económico impensable hasta hace pocos días», como la demostración de «la evidente decisión de la oposición parlamentaria de rodear a… Topa con gasas y algodón» (24/4).


La convocatoria plantea que para obtener los recursos para rescatar los salarios, la educación y la salud pública; para otorgar un seguro al parado de 500 pesos; es necesario «que se abran los libros para conocer las cuentas de las grandes empresas», fijando «un impuesto extraordinario a los grandes beneficios de los industriales azucareros y el citrus y a los otros pulpos instalados en la provincia». En contraposición con este planteo, en este momento, todas estas patronales están reclamando mayores subsidios al gobierno nacional y provincial. Frente a la política de despidos y suspensiones masivas (Alpargatas), la Coordinadora se plantea el reparto de las horas de trabajo sin afectar el salario.


La convocatoria se pronuncia por una nueva dirección combativa en los sindicatos y formula un planteo de independencia obrera: «para que la crisis la paguen sus responsables, los grandes capitalistas empresarios, banqueros y terratenientes y sus representantes políticos, hoy expresados por Menem, la Alianza, Bussi y su relevo Topa. Por una salida independiente, garantizada por un gobierno de los de abajo, los que viven de su propio trabajo».

En esta nota

También te puede interesar: