fbnoscript
26 de julio de 2012 | #1232

Retrocedieron CFK y Peralta

Después de 20 días de huelga policial, de innumerables movilizaciones y de la caída del Secretario de Seguridad, los policías en huelga y el gobernador Peralta en persona firmaron un aumento salarial del 35,9% al básico -desde julio-, el cual llega al 41% en febrero de 2013. Los tres escalones más bajos del escalafón -agentes, cabos y cabos 1°- recibirán durante siete meses una suma fija de 400 pesos para indumentaria. También se fija la jornada laboral de 48 horas semanales y de ocho diarias. Se reglamentarán los adicionales, para que se les reconozca el 100% en domingos y feriados, también la diferenciación por servicios nocturnos y en la calle

Se crea un consejo del salario y de defensa de las condiciones laborales, con representantes de las distintas localidades, y otro de seguimiento del funcionamiento y reformas de la fuerza, con integrantes del Legislativo, Ejecutivo y cinco miembros de la Policía con representación de cada uno de los estamentos, desde los agentes hasta los jefes superiores.

El acta fue incorporada al decreto por exigencia policial, lo que le costó a Peralta casi 24 horas más para cerrar el conflicto. Es que en el acta se comprometen a no sancionar ni descontarle el salario a los huelguistas

Si bien no se ha legalizado un sindicato, los compromisos de negociación a futuro configuran una especie de “paritaria”.

Por otro lado, la Mesa de Unidad Sindical ha consensuado un reclamo con un piso en el 35% y se convocadaron asambleas para la primera semana de agosto, para organizar el plan de lucha.

De inmediato, el ministro de Economía Ivovich -quien cobra una fortuna como director de YPF- dijo que la provincia no puede negociar salarios este año y que la pauta salarial será cero, para todos los sectores.

Está planteado el inicio de una lucha de conjunto por el salario.

Compartir

Comentarios