fbnoscript
25 de octubre de 2012 | #1245

Bossio y los K "mienten"

Les mando esta carta ante la indignación que me ha causado la información según la cual el haber de los jubilados se va acercando, progresivamente, al 82%. 1. Bossio tiró números -en especial eso de que la jubilación promedio de los asalariados se acerca al 75% del sueldo- que no se sabe de donde salen y que son contradictorios con la información oficial que se conoce. 2. La información oficial dice que el haber jubilatorio promedio es de 2.480 pesos, con el 73% cobrando la mínima de 1.879 pesos. Los 2.480 pesos de promedio se dividen en jubilaciones que suman 2.520 y las pensiones 2.350 pesos. Para 2013, el Presupuesto dice que el haber promedio será de 2.671 pesos. 3. No hay más precisiones oficiales. Las jubilaciones promedio de 2.480 pesos incluyen tanto a asalariados como a autónomos y a monotributistas. Si se supone que la mitad de los jubilados son autónomos o monotributistas que cobran la mínima, la jubilación promedio de los asalariados no superaría los 3.150 pesos, cuando el sueldo promedio sujeto a aportes es de 6.700 pesos -oficial-. Esto significa que la jubilación media de los asalariados equivale al 47% del sueldo medio. 4. Esto es coherente con la forma de calcular la jubilación. Ya que se reconoce el 1,5% del sueldo promedio actualizado de los últimos 10 años por año aportado, más la PBU. Con 30 años de aportes, daría un 45% del sueldo más la PBU. Pero para calcular el sueldo actualizado, la Anses utiliza coeficientes propios, que son inferiores a la variación de los salarios. Entonces la base salarial de cálculo ya es inferior a la real y sobre eso se aplica el 1,5% anual. De ese modo, difícilmente quien se jubila ahora puede alcanzar el 50% del sueldo último. 5. Los jubilados más antiguos están peor, porque los aumentos jubilatorios fueron inferiores a la variación de los salarios. Por eso salió el fallo Badaro. Según Página/12, "de los que ganaron sus juicios, en promedio las jubilaciones subieron de 3.245 a 6.108 pesos". La diferencia, de casi el 100%, muestra cómo quedaron licuadas las jubilaciones por el semicongelamiento que hubo entre 2002 y 2006. 6. Sobre el Fondo de Garantía, los K insisten hasta el aburrimiento que aumentó un 131,6% desde diciembre de 2008, pero esto ocurre porque no descuentan la inflación (según índice de Provincias) que fue del 115%. Ese crecimiento nominal se explica porque Anses tomó el FGS muy depreciado, esto por la crisis de 2008 y por la propia estatización. En los últimos años, el rendimiento del FGS es inferior a la inflación y seguirá así. Pagina/12 dice que este año el rendimiento del FGS seria del 17,7%, por debajo del 25% de inflación, y que "la Anses este año no hará transferencias de excedentes presupuestarios -casi no los habría- como ocurrió en ejercicios anteriores". Este reconocimiento podría anticipar que se terminaron los superávits de la Anses -porque no puede seguir con el semicongelamiento de los haberes y por los reajustes que ordenan los fallos-, y que ahora ingresa en la línea roja. Sobre la composición de la cartera del FGS, Página/12 reconoce que "la tenencia de bonos es muy similar a la que tenían las AFJP, del 59,5%, cuando dejaron de existir". Ahora la tenencia de bonos es del 61,8%. 7. Sobre la cantidad de juicios, no es cierto que bajaron un 65% respecto del pico de 2010. Aquí se falsean los números, porque entre enero y setiembre de 2010 hubo 72.193 -no 71.987 como dice Página/12- nuevas demandas y este año suman 62.751, de acuerdo a la Cámara Federal de la Seguridad Social -Página/12 dice que suman 46.723, lo que no es cierto-. Lo que llama la atención es que, después de que pasaron tantos años del fallo Badaro y de otros, y del aluvión de demandas apenas se conoció esa jurisprudencia, todavía se mantenga alto el número de nuevas demandas.

Compartir

Comentarios