fbnoscript
27 de enero de 2005 | #885

El sistema de salud estuvo ausente

En estos días, cada vez con más fuerza, surge la denuncia de que las fallas del sistema de salud mató a varios pibes callejeros.
 
Cientos de pibes que eran sacados de Cromañón, no tuvieron allí los tubos livianos de oxígeno que correspondía. Lo mismo sucedió con el ingreso de los chicos a la desorganizada red del Same, debido a la falta de insumos de los hospitales.
 
Varios profesionales denuncian la falta de personal en los hospitales, la ausencia de manómetros y la escasez de tubos de oxígeno. Esta combinación criminal es constante en los hospitales públicos. En el Hospital de Clínicas hay manómetros descompuestos desde hace meses que nadie se dignó a arreglar o reponer, y así en el resto de los hospitales.
 
Según varias opiniones autorizadas de médicos, enfermeros y gente que vivió situaciones similares, todos los chicos debieran ser sometidos a un tratamiento con cámara hiperbárica, la cual somete al cuerpo infectado con monóxido de carbono, a un tratamiento de oxigenación total de su organismo. Esta cámara sólo se encuentra en el Hospital Naval y en la Suizo Argentina, y hay uno roto en el Hospital Muñiz.
 
Debemos iniciar una campaña exigiendo que se les aplique a todos los chicos este tratamiento antes de que esta masacre se siga cobrando más vidas. Y debemos también denunciar al criminal de Stern, quien al día siguiente salió a elogiar al sistema de salud que él se encarga de vaciar y de ahogar presupuestariamente día a día.

En esta nota:

Compartir