fbnoscript
29 de noviembre de 2012 | #1250

Scioli, la UIA y las ART

La Legislatura bonaerense aprobó una ley que crea comités mixtos de seguridad e higiene en las empresas, al estilo de la que ya está vigente en Santa Fe. Estos comités no tienen capacidad de veto obrero, puesto que son paritarios con la patronal, pero las decisiones de inversiones o cambios de condiciones laborales deben pasar por su aprobación en caso de que estén constituidos.

El congreso de la UIA de la provincia de Buenos Aires, realizado en La Matanza, salió con los tapones de punta para neutralizar dicha norma. Scioli tiene dificultades para vetar lo que ya aprobaron sus propios legisladores, pero le ha hecho una promesa a Osvaldo Rial, el presidente de la UIA provincial, que lo pinta de cuerpo de entero.

A través de Cuartango, su ministro de Trabajo, Scioli le habilitó a la UIA que redacte un borrador de reglamentación de la ley. Ni lerdos ni perezozos, los industriales enviaron un proyecto que dispone que los comités mixtos se conformarán en las paritarias de cada gremio. Esto significa que no se constituirán nunca o sólo lo harán como comités conjuntos de la patronal y la burocracia central de cada gremio -lo que es lo mismo que nada. En varios gremios ya hay comisiones paritarias permanentes conjuntas, las que jamás se reúnen ni resuelven nada.

Recordemos que los comités mixtos figuraron en el proyecto inicial de reforma de la ley de ART que Tomada envió al Congreso. La disposición fue eliminada en la redacción final, por presión de todas las cámaras empresarias.

El gobierno sciolista tiene ahora la pelota en su campo. Puede que tome la reglamentación de la UIA o que directamente no reglamente la norma y deje la ley en el freezer.

Este movimiento febril de los empresarios en la provincia, para conjurar toda injerencia obrera en las condiciones de trabajo, se da en paralelo a otro movimiento de la UIA nacional respecto de la reciente ley de ART. Quieren que los aumentos en las alícuotas de las ART no se apliquen al menos por un año, hasta que se pruebe la caída de la "litigiosidad" como resultado de la nueva norma.

O sea que pretenden todo: la eliminación de la doble vía y que no aumente el 20% en las indemnizaciones que prevé la ley. El kirchnerismo y Scioli son vehículos de las patronales contra la salud y la seguridad obreras.

El rechazo al régimen de las ART -y su agravamiento por la nueva ley- tiene que ser parte del debate y del programa de todo el movimiento obrero. Al mismo tiempo, hay que proponer comités obreros de seguridad e higiene, por fábrica, electos por la asamblea de trabajadores, que tengan estabilidad gremial y poder de veto, para poder arrancar a la patronal las inversiones y métodos de seguridad industrial que preserven la salud y la vida de los trabajadores.

Compartir

Comentarios