fbnoscript
6 de diciembre de 2012 | #1251

Provocación macrista

El acuerdo suscripto en la Secretaría de Trabajo de la Ciudad entre el gobierno porteño y la UTA es una provocación que va en la línea de los objetivos estratégicos del macrismo. El descuento de los días caídos corresponde a la prohibición de huelgas que quiere imponer Macri. Lo dijo Larreta: "no pagamos días no trabajados". Lo saben los docentes, que han sufrido descuentos brutales en la lucha del año pasado. Otro tanto ocurre con el descuento del 1% a favor de la UTA, cuando es claro que la inmensa mayoría de los trabajadores repudia a la burocracia de Fernández. No es extrañar que el macrismo haya querido romper la negociación para empujar a un paro que favorezca su objetivo de ganarse a la población en su línea anti-sindical. Pretende valerse de las consecuencias de una huelga para imponer una legislación carnera. Pero aquí también se ve la complicidad del kirchnerismo. La presidenta, que atacó a los trabajadores del subte cuando estaban en un plan de lucha por una enfermedad laboral como la tendinitis, le ha ordenado al Ministerio de Trabajo que no sea parte de la negociación, incumpliendo su función de ser quien convoca a las partes y quien debe finalmente homologar lo acordado. Mediante esta borrada el kirchnerismo ha dejado a los trabajadores del subte contra Macri.

Compartir

Comentarios