fbnoscript
14 de marzo de 2013 | #1259

Aldo Capurro, un compañero ausente

La noticia del fallecimiento de un hombre por lo regular atañe a sus familiares más cercanos, pero cuando ese hombre entregó su vida al progreso de la humanidad, mediante la actividad científica o la lucha política, como es el caso del compañero Aldo Capurro, excede ampliamente el ámbito familiar y se amplía al ámbito social. Por eso, su ausencia militante -sufrió cárcel por ello- y su recuerdo mueven a un sentido homenaje, y también a redoblar la actividad revolucionaria para cubrir su falta y continuar la tarea en que se hallaba empeñado. Vaya pues un saludo a su familia, que cuenta con varios revolucionarios en su seno que siguen militando. Nelson Cáceres, por círculo de jubilados Regional Mendoza

Compartir

Comentarios