fbnoscript
13 de junio de 2013 | #1272

Lozano, Marea Popular y el decreto de Macri

Al centroizquierda se le hizo costumbre votar con el macrismo en la Legislatura. El pionero fue Hermes Binner, cuando propuso un frente con Mauricio Macri para el Consejo de la Magistratura. Después, Pino Solanas le dio forma de ley al decreto de Macri que establece el delito de opinión. Ahora el turno le tocó a Claudio Lozano. El bloque de Lozano brindó los votos necesarios para que el PRO pudiera designar a la jueza Inés Weinberg de Roca como nueva integrante del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de la Ciudad. La votación para designar a los miembros del Tribunal Superior de Justicia requiere los dos tercios del total de la Legislatura, esto es 40 votos. El bloque del PRO reúne 26 votos. Los votos de Lozano salvaron a Macri de una derrota. Los bloques que se llaman opositores se turnan para votarle a Macri sus leyes. Es eso lo que explica que haya logrado aprobar la casi totalidad de sus propuestas de leyes sin tener la mayoría necesaria.

El voto favorable de Lozano tiene una carga especial de hipocresía, porque el Tribunal Superior de Justicia es el órgano que deberá resolver en última instancia sobre la legalidad del decreto convertido en ley, que el bloque de Lozano había rechazado. Así, allana el camino para que el Tribunal rechace los recursos contra el decreto de prensa macrista.

La hipocresía no es sólo de Lozano. Sus nuevos compañeros de ruta, Marea Popular, han preferido hacerse los otarios frente a esta componenda. Quienes ocultan este entongue con Macri son los mismos que acusan al PO de ser "funcional a la derecha" por no apoyar al gobierno kirchnerista. También ha sido llamativo el silencio del MST, que, aunque votó en contra, prefirió elegir el perfil bajo, que seguramente pretende dejar abierta la posibilidad de un frente electoral con Lozano.

La Legislatura de la Ciudad es, al igual que el viejo Concejo Deliberante, un escenario de negocios y cambios de favores. La presencia de la izquierda revolucionaria en ese antro de corruptela será un instrumento útil para sacar los trapitos al sol y clarificar a los trabajadores.

Compartir

Comentarios