fbnoscript
29 de agosto de 2013 | #1283

Mar del Plata: El escenario después de las Paso

Luego del 11 de agosto, en General Pueyrredón quedaron en carrera siete fuerzas políticas de las 21 que se presentaron para competir en las Paso. Los grandes derrotados fueron el intendente Pulti (Acción Marplatense) y el FpV (quienes compartían boleta nacional y seccional). Entre ambos perdieron el 50% de los votos con respecto a 2011. Pagaron el precio de la crisis política general, pero particularmente el cimbronazo que provocó el apoyo de Cristina y Scioli a la lista del derechista intendente "vecinalista".

¿Dónde fueron los votos que perdió el oficialismo? A Baragiola, del Frente Progresista (que se presentó separada de la boleta de Stolbizer), y a la Agrupación Atlántica de Arroyo, un conocido derechista, quienes, respectivamente, triplicaron y duplicaron sus porcentajes.

Unidos por la Libertad y el Trabajo (De Narváez) y el Frente Renovador (Massa), con porcentajes mucho más bajos que los obtenidos para diputados nacionales, estarán en octubre. La séptima lista en llegar a octubre es la del Frente de Izquierda, que incrementó su votación en un 50% con respecto a 2011. Es, además, la única opción de izquierda.

La mala elección del oficialismo ha profundizado la crisis interna. Hay negociaciones febriles para intentar remontar en octubre. Una opción sería la integración de las listas de AM y el FpV en una sola boleta, lo que equivaldría al fin del kirchnerismo en la ciudad.

Seis de las listas que participan de la elección de octubre están encabezadas por candidatos que han sido -o son- funcionarios o concejales durante este gobierno. Comparten la orientación social que favorece la especulación inmobiliaria y las ganancias patronales de los empresarios del puerto, el turismo y el transporte, en desmedro de las condiciones de vida de la población de Mar del Plata y Batán.

Sólo el Frente de Izquierda aparece nítidamente diferenciado del resto, pues representa los intereses populares: la lucha contra la precarización laboral y el trabajo en negro, así como la organización por la vivienda, la salud y educación pública.

Tenemos como tarea para octubre redoblar la fuerza de la campaña para incrementar el voto a la izquierda, luchando por el ingreso de nuestros candidatos al Congreso y al Concejo.

Compartir

Comentarios