fbnoscript
29 de agosto de 2013 | #1283

Altamira en Neuquén

La presencia de Jorge Altamira en la región, en el marco de la aprobación del acuerdo YPF-Chevron, ha tenido una fuerte repercusión política en la provincia y en el país. En diversas entrevistas, muchas de ellas en medios nacionales, Altamira desarrolló conceptos de gran importancia. Por ejemplo, la necesidad de establecer el control obrero de la producción, como única forma de enfrentar la depredación ambiental y laboral. También demostró la contradicción que significa que el acuerdo entre YPF y Chevron tenga un carácter secreto ante los ojos de los trabajadores y el pueblo argentino, mientras que, en la bolsa de Nueva York, los capitalistas interesados podrán conocer las cláusulas de confidencialidad para poder transformarse en accionistas de la empresa. Puso en crisis el discurso del gobierno de hace un año atrás, cuando CFK señaló que YPF volvía a manos públicas.

Fue llamativa la ofuscación que generó entre los legisladores kirchneristas y del MPN. Uno de ellos, luego de la manifestación y la represión del día 28, en la sesión plenaria que consagró la entrega a Chevron, invitó a Altamira a "volverse a su ciudad en bicicleta y a pedirle a su mujer que cocine en un horno de barro". Ya el día anterior, las autoridades legislativas habían vetado el ingreso de Altamira y el resto de los dirigentes y candidatos del Frente de Izquierda a la Legislatura, lo que fue reflejado en los principales diarios de la provincia.

El martes 27, Altamira brindó una charla en la Facultad de Humanidades de la Unco. Convocada con sólo 36 horas de anticipación, tuvo una asistencia importantísima: 150 compañeros participaron y debatieron los problemas de la coyuntura política, así como las perspectivas y desafíos de la izquierda. Se destacó la presencia de delegados y dirigentes de Aten y ATE, activistas de derechos humanos y una nutrida participación de estudiantes universitarios. Allí, entre otras cosas, Altamira destacó la importancia de comprender la lucha contra el pacto con Chevron como un capítulo de una lucha de orden más general: es decir, como parte de la pelea por desarrollar al Frente de Izquierda como alternativa política.

El miércoles 28, Altamira, junto a la candidata a senadora por el Frente de Izquierda, Patricia Jure, participaron de la cabecera de la movilización contra el acuerdo con Chevron. Por la tarde, acompañó al diputado del Frente de Izquierda Raúl Godoy a la Legislatura, para repudiar la represión y el acuerdo entreguista.

Compartir

Comentarios