fbnoscript
10 de octubre de 2013 | #1289

Los planteos de Gabriela Cerrano

Nuestra candidata al Senado de Salta
Por Corresponsal

Gabriela Cerrano es actual concejal -destacada activista por los derechos de la mujer e impulsora del movimiento de los familiares de contra la impunidad- es nuestra candidata a Senadora en el departamento capital. Conversamos con ella.

-¿Cuál es la agenda que llevarás al Senado provincial en caso de ingresar?

-Como iniciativas parlamentarias, queremos completar la expropiación de las cien hectáreas de Pereyra Rozas en Salta capital y que éstas sean destinadas a la construcción de viviendas de acceso universal, en contraposición a la política del gobierno de la ciudad, que preserva estos vacíos urbanos para la especulación inmobiliaria. Esta ley es parte de una política que queremos plantear para todos los pueblos: que se reserve el 40% del suelo urbano para la construcción de viviendas populares y el desarrollo urbano.

Nos proponemos, asimismo, completar la sanción de nuestro proyecto de ley de los centros de estudiantes, que establece la más completa autonomía para su funcionamiento en los colegios públicos y privados, tanto confesionales como no confesionales. En esta línea, el proyecto deroga la ley vigente, lo que condiciona su funcionamiento a la tutela del Ministerio de Educación.

El gobierno le dio a la juventud la posibilidad de votar cada dos años, pero le niega que puedan tener sus centros de estudiantes autónomos. Nuestra bancada será una palanca para que la juventud vaya por todos sus derechos.

Urtubey ha dicho que el Partido Obrero ha crecido como la principal oposición política y sobre un programa contrapuesto al de su gobierno.

-¿Cómo se manifiesta esta polarización en la elección del senador de la capital?

-Los trabajadores han hecho un balance. En 2007 muchos votaron a Urtubey, creyendo que daría una salida a la pobreza estructural y al conjunto de las reivindicaciones que enfrentaron al pueblo con el romerismo. Los cambios nunca llegaron, apenas cambió una parte del personal político que gerencia los negocios de los mismos grupos que gobernaron con Romero. Un grueso sector de la población apoya al Partido Obrero contra los hombres de este régimen de los Romero y Urtubey. Los negocios sojeros, los de la minería y los grandes ingenios obtuvieron ganancias récord todos estos años, mientras que Salta no ha podido salir del 40% de trabajo en negro y del primer lugar en nivel de desocupación en todo el norte argentino.

Mi oponente para el Senado por el oficialismo, Gustavo Sáenz, que va por la reelección, es un obediente de las camarillas del intendente Isa, quien gobierna para los especuladores inmobiliarios en la ciudad. Sáenz ha sido un defensor incondicional del impuestazo que, a principios de año, se aplicó a los vecinos con aumentos que fueron desde el 100 al 1.000 por ciento.

Desde el Concejo, hemos opuesto al impuestazo una ordenanza para que paguen impuestos los que especulan con la tierra y las grandes empresas del parque industrial que están exentas. En esa batalla, que perdimos por un solo voto en el Concejo, quedaron expuestos los dos polos de las alternativas políticas. Sáenz es partidario de que la crisis la paguen los vecinos propietarios de vivienda única; nosotros de que la paguen los especuladores y las grandes empresas.

Compartir

Comentarios